Robos de tapas de seguridad y falta de iluminación en las avenidas colocan en riesgo la vida de los merideños

La falta de tapas de seguridad en las principales calles y avenidas de la ciudad coloca en peligro la vida tanto de los conductores como de los peatones que obligatoriamente deben atravesar lar arterias viales para desplazarse de un lado a otro.

Choferes de vehículos particulares, e incluso autobuses denunciaron que en la ciudad de Mérida existen puntos donde las tapas de seguridad de las aguas servidas y fluviales han sido robadas, lo que implica un riesgo latente ya que a diario deben utilizar estas vías de comunicación.

Señalaron que el impacto al bolsillo del impacto de un vehículo en una rendija de estas puede dañar el tren delantero del vehículo, reventar el caucho y hasta provocar pérdidas humanas.

Las avenidas no gozan de iluminación suficiente

Durante la noche la situación se complica aún más, os conductores deben sortear el camino para no caer en estos puntos donde la ausencia de tapas de seguridad podría dañar su vehículo y hasta acabar con su vida, ya que en muchos sectores de la capital merideña el servicio el servicio de iluminación es deficiente sobre todo en las avenidas donde en las islas que dividen ambos canales de circulación existen arboles que tienen una larga data y sus ramas no permiten que la luz artificial que generan las pocos faroles que cuentan con bombillas puedan darle altos conductores una visión un poco más clara de la vía.

Los ciudadanos solicitan a las autoridades del ayuntamiento municipal y del gobierno de Mérida a través de las gerencias de vialidad de cada organismo de Gobierno para que se aboquen a resolver esta situación y evitar tragedias donde se puedan ver comprometidas vidas humanas.  JQ CNP 23.851