Servicio de taxis una costosa alternativa ante la escasez de gasolina en Mérida

La actual crisis que se vive en el país, sumada a la escasez de combustible que se vive en el estado, ha ocasionado que muchos merideños guarden sus carros. Los que afortunadamente pueden surtir sus tanques con combustible, tienen reservados sus vehículos estrictamente para emergencias.

Otros han optado por hacer sus diligencias lo más cerca posible a sus lugares de residencia y la gran mayoría de estos se encuentran utilizando el transporte público ya que los precios de los taxis se han vuelto directamente proporcionales a los índices inflacionarios.

Aparte de eso, este servicio ha sido muy  vulnerable a los efectos de la crisis, las pocas líneas existentes en el municipio Libertador  ya no cuentan con las mismas unidades de antes, bien sea porque los chóferes han tenido que irse del país en búsqueda de mejores condiciones de vida o que simplemente los carros dejaron de estar en circulación debido a que sufrieron daños y no se les consiguen los repuestos que necesitan. Por ejemplo, una de las líneas más conocidas de la avenida Las Américas, de 3400 chóferes ahora quedan 700. El trabajo también se ha reducido considerablemente ya que de 400-300 carreras diarias, ahora solo hacen 10. Prácticamente  una por cada carro.

Se acabaron los “carros de avance”, es decir los carros propiedad de alguien que eran manejados por  otra persona.

La carrera más económica, que se traduce en una distancia corta está en 10.000 Bs. También el precio va a variar considerablemente dependiendo de cuál línea se utilice, es decir va a cambiar de acuerdo a la ubicación de dicha línea (zona norte, céntrica o zona sur de la ciudad). Dicho precio también puede sufrir alteraciones en horas nocturnas.  Ya muy pocas líneas trabajan 24 horas. Por ejemplo una línea ubicada al norte de la ciudad trabaja hasta las 7 de la noche debido a la inseguridad. Una de las pocas líneas que se mantiene activa y trabajando las 24 horas es Tele cars y se puede decir que es utilizada desde cualquier punto de la ciudad.

Los métodos de pago que más utilizan son: punto de venta (algunos), pago móvil y transferencias. Y una que otra línea que utiliza los métodos de pago ya mencionados y están abiertos a recibir efectivo, dólares, pesos y hasta comida.