Transparencia Venezuela: Al menos 29.974 millones de dólares contrató el Gobierno revolucionario con Odebrecht

Transparencia Venezuela revela hallazgos sobre la dimensión de los negocios con Odebrecht y los pobres resultados para el país y la sociedad venezolana, luego de cinco años de documentación y procesamiento de datos oficiales extraídos de gacetas, informes de Memoria y Cuenta de ministerios, documentos de la Procuraduría General de la República, Registro Nacional de Contratistas, créditos adicionales e inspecciones judiciales 

La dimensión de los negocios entre el Gobierno de Venezuela y Odebrecht, la constructora brasileña que es el centro del mayor hecho de corrupción del que se sepa en América Latina, es colosal, incluso sin tener la información completa, porque el secreto parece ser el gran acuerdo entre los protagonistas de este desfalco. Transparencia Venezuela adelantó una investigación durante cinco años y presenta públicamente los hallazgos que obtuvo sobre esta gigantesca operación que desangró al país.

Esta organización determinó que el monto de 20 de los 40 contratos que se sabe fueron suscritos con la brasilera, supera la cantidad de 29.974 millones de dólares, así como también que los pagos que se hicieron en 18 de estos contratos, totalizan 13.266 millones de dólares.

Para entender la magnitud de los recursos pactados entre el Gobierno de Venezuela y Odebrecht, se puede recurrir a un solo ejemplo: la nueva etapa del canal de Panamá, una de las obras de ingeniería más importantes del continente, costó 5.000 millones de dólares. Es decir, que con lo comprometido por los 20 contratos, se pudieran hacer seis canales de Panamá.

Toda la información está disponible al público en un sitio exclusivo de Odebrecht en la web transparencia.org.ve, en el que se muestra el análisis de un total de 33 obras y 40 contratos que nuestra organización logró identificar, suscritos entre algunos ministerios- o entes adscritos a ellos- y Odebrecht.

Un total de 36 de los 40 contratos o extensiones de contratos se firmaron durante la gestión de Hugo Chávez, es decir, entre 1999 y 2012, mientras que otros cuatro contratos fueron suscritos en 2013, con Nicolás Maduro en la presidencia.

Transparencia Venezuela obtuvo copia de nueve contratos – no así de sus extensiones – que fueron digitalizados y analizados con detenimiento para ser entregados a la consideración de la opinión pública, con el objeto de arrojar luces sobre esta operación que costó tanto a la nación, dejando a millones de venezolanos sin los servicios y beneficios prometidos, pues 11 de las obras de mayor envergadura quedaron inconclusas.

Durante un lustro, el equipo de investigación de Transparencia Venezuela ha presentado formalmente cientos de solicitudes de información ante organismos del Estado, ha revisado gacetas oficiales, informes de gestión de entes públicos, hecho seguimiento a investigaciones periodísticas, así como demandas judiciales y ha logrado obtener copias de algunos contratos.

Nuestra organización ofrece en este nuevo sitio, los listados de las obras y los contratos descubiertos hasta ahora, así como el avance físico de cada una, de acuerdo con datos oficiales. También está el análisis comparado entre los pagos efectuados y el avance físico de las obras registrado hasta abril de 2017; el monto de cada contrato al inicio y algunos de sus incrementos; el listado de responsables de los contratos por ministerio o ente adscrito y por Odebrecht; el total de los montos de los contratos comparado con los pagos que hemos comprobado;  la información de los pagos de los contratos realizados por anticipo y otros pagos y, finalmente, algunos créditos adicionales que se aprobaron para el pago de las obras asignadas a Odebrecht.

La modificación de los contratos: “el mecanismo” del desfalco

En los negocios con Odebrecht los contratos contemplan pagos en bolívares y dólares, pero en casos como el del Metrocable Petare Sur, Metrocable Antímano y el Metro Caracas- Guarenas- Guatire se establecen desembolsos también en euros.

Con la información disponible de algunas obras, Transparencia Venezuela determinó que las modificaciones de los contratos, o adendas, elevaron los montos comprometidos por la nación de una manera sustancial, si se toma en cuenta el precio acordado al inicio de la obra y el monto estimado para 2017. Todas las obras de Odebrecht  extendieron su fecha de culminación, pero no existe evidencia que explique semejantes aumentos.

Según expertos en contratos, es aquí donde se encuentra la mayor distorsión y un posible mecanismo de corrupción en los acuerdos con Odebrecht.

Del análisis de los montos de 20 contratos a los que tuvo acceso nuestra organización, saltan cifras extraordinarias que contrastan con las necesidades que viven los venezolanos en medio de una crisis humanitaria sin precedentes. Esos contratos involucran los siguientes montos: Bs. 147.951.312.790,18, US$ 5.718.795.329,73 y € 670.450.027,93.

Al llevar esos montos a dólares, sumando las tres cifras a un cambio de Bs. 6,3/$ y de € 1,15/$ (por las fechas de los contratos), se llega al descomunal monto de US$ 29.974.148.225,37.

Nuestra organización también determinó que solo en 18 obras el monto pagado es de US$ 13.266.250.260,91. Es una cifra calculada al cambio arriba referido, que surge de los siguientes montos cancelados: Bs. 77.664.475.211,54, US$ 698.273.973,29 y € 208.940.704.

Estas altas sumas contrastan con los pobres resultados ofrecidos por el Gobierno y la empresa Odebrecht. Un ejemplo de ello es el subterráneo en la capital del país.  12 años después que Hugo Chávez colocara la primera piedra de la Línea 5 del Metro de Caracas, en noviembre de 2006, la primera etapa está inconclusa y es un monumento a la corrupción.

De acuerdo con nuestra investigación esta obra presenta un avance físico equivalente a 62%; la segunda fase Metro de Caracas Línea 5 (Miranda II) apenas un avance de 6%, mientras que el proyecto de repotenciación de trenes, apenas un 3%.

Fuera de Brasil, el caso de Venezuela es el más escandaloso y donde la empresa pagó más sobornos. La estrecha relación ideológica entre los presidentes Lula Da Silva y Chávez, fue terreno fértil para los negocios. Si Odebrecht aplicó en Venezuela el mismo esquema que en el resto de América Latina, nuestra organización estima sobornos a funcionarios del gobierno mayores a  1.300 millones dólares, muy por encima de los  98 millones de dólares que declararon antiguos empleados de Odebrecht ante la Corte de Nueva York en 2015.

Otra cosa caracteriza el caso Venezuela: no hay responsables. La Contraloría General de la República no ha publicado nada, tampoco conocemos que hubiere iniciado investigaciones o solicitado al Ministerio Público iniciarlas. La Fiscalía General de la República bajo la dirección de Tarek William Saab, por demás activa en el caso contra la PDVSA de Ramírez, guarda silencio sobre Odebrecht.

De acuerdo con la investigación adelantada por Transparencia Venezuela sobre los datos disponibles, la República tendría por cancelar aún a la empresa brasilera más de 16.000 millones de dólares, calculados a un cambio de Bs. 6,3/$ y de € 1,15/$.

Transparencia Venezuela, 13 mayo 2018.-

Al menos 29.974 millones de dólares contrató el Gobierno revolucionario con Odebrecht