Tribunal ordinario anula acusación de delito militar y pone en libertad a estudiante Carlos “Apio” Briceño

Carlos Briceño, el estudiante  de comunicación social y dirigente estudiantil del movimiento 13, quien fue privado de libertad por el tribunal de Control Militar No 12 del Estado Mérida, en fecha 05 de Junio de 2017, cumplió 160 días detenido, luego de ser aprehendido en el momento en el que fotografiaba la protesta llevada a cabo en la zona de Ejido, cuando se realizaba un plantón convocado por la oposición en el Estado Mérida.

Debe destacarse que el estudiante fue ilegalmente presentado ante un tribunal militar, imputándosele los delitos de ataque a centinela y ultraje al honor de las  fuerzas armadas.

Posteriormente, dicho Tribunal Militar declinó la competencia, no sin antes permitir que el fiscal militar le imputara nuevos delitos, instigación y detentación de artefactos explosivos.

Luego de pasar a la jurisdicción penal ordinaria, el día de hoy lunes 13 de noviembre tuvo lugar la audiencia en la que el tribunal 2 penal a cargo del Juez Carlos Márquez  declaró la nulidad de la acusación presentada por la Fiiscalía Militar e impuso una medida cautelar sustitutiva a la privación de libertad, consistente en la presentación de dos fiadores.

Carlos Briceño, conocido como “Apio” estuvo recluido en la sede de procesados militares del centro penitenciario de Occidente, en Santa Ana, Estado Táchira, en la que también se encuentran privados de libertad el estudiante Carlos “Pancho” Ramirez, detenido el 15 de mayo en la capital del Estado Mérida, y Hector Guaicaipuro Fernández, detenido el 21 de julio luego de participar en protestas en la ciudad de Mérida. Este último se encuentra a la espera de un beneficio de suspensión condicional de la ejecución de la pena, luego de haber admitido hechos en la audiencia preliminar celebrada por ante el tribunal militar, en fecha 03 de octubre del presente año.