Trolebus en colapso por falta de unidades, cauchos, baterías y aceite

Nadie sabe qué se ha hecho la dotación de repuestos de los buses del Trolebús, el cual cada día se queda sin unidades.

El  sistema de transporte público Trolebús de Tromerca ha tenido que suspender varias rutas cortas y extra urbanas ante el colapso de sus unidades, la mayoría paralizadas por falta de repuestos, cauchos, baterías, aceite y reparaciones menores, también por falta de personal mecánico especializado que se ha ido del país.

En las últimas semanas el sistema sólo logra realizar apenas entre 15 y 20 salidas máximas del terminal de Ejido a poblaciones como El Vigía, Arapuey, Tucani, Lagunillas, San Juan, El Portáchuelo, Jají, Aguas Calientes,Chiguará, El Salado, San Onofre, Las Mesitas, entre
otras. Los pocos buses que salen a las llamadas rutas “alimentadoras” van abarratados de pasajeros que tampoco consiguen busetas de las líneas colectivas del sistema privado, 95% paralizadas también.

Los buses del sistema para transportar personas desde Ejido a Mérida no son suficientes, además de la falta de personal. Las colas para tomar el Trolebús son enormes, casi todas las paradas están constantemente abarrotadas, un usuario debe estar entre una a dos
horas para poder abordar una unidad, las horas “pico” son desesperantes. A pesar de recientes anuncios de que incorporarían nuevas unidades, no se ha visto que se materialice. Tampoco se sabe sobre la dotación de repuestos y los inventarios de estos.

Usuarios denuncian que el sistema de pago electrónico funciona a medias, los chóferes del Trolebus exigen en ocasiones pago en efectivo a los pasajeros.