ULA asediada por delicuencia

Nuevamente, como cosa rara, dependencias de la Universidad de Los Andes, son víctimas de la delicuencia, en un accionar que pone en el beneficio de la duda, a quienes cumplen funciones de vigilancia, que pareciera no lo están haciendo como es debido, ya que los robos perpetrados en el interior de nuestra casa de estudios superiores, son consecutivos y precisados.

La ULA asediada por la delicuencia, tan claro como que el sol sale todos los días así sea nublado, los rateros hacen de las suyas cuando se les antoja, la situación es por demás preocupante, sin dejar pasar por alto, el silencio reinante en las Autoridaes Universitarias, de que las no se conoce una sanción hacia quienes tienen en sus manos la responsabilidad de velar, proteger, los bienes e inmuebles de las diversas dependencias del recinto universitario merideño.

Valiosos equipos han sido sustríados de algunas facultades de la ULA, ni para saber si ya tienen destino prefijado, no es nada fácil para el mercado negro de la delicuencia, el vender lo robado, así como así, lo que lleva a muchas conjeturas, que a ciencia cierta, no se sabe si logren ser despejadas, resueltas algún día, de hecho, es consabido, que de las investigaciones de este accionar delictivo, nada se sabe hasta ahora (Giovanni Cegarra, GC. CNP. 2229).