Una radio que se convirtió en ciudad

La radio, como medio de difusión es uno de los más populares y accesibles. Desde  el radiecito con pilas que utiliza Doña Eugenia en su casita de campo y que lo lleva a todas partes con facilidad, pasando por los equipos más sofisticados,incluyendo, el de su vehículo,  que lo acompaña en sus viajes de ida y vuelta a cualquier lugar, la radio, es y será, al igual que los libros, insustituible, por muchas redes sociales que existan, las voces de las radio, sus contenidos, su música, permanecerá en cada dial.

Mérida cuenta con muy buenos programas radiales, pero hay uno que se llama “La ciudad en la Radio”, que a punta del esfuerzo de sus productores y con 17 años en el aire, ya se ha convertido en la voz de la ciudad.

Desde aquel 10 de septiembre de 2001 hasta la fecha, han pasado muchas lunas y la labor no ha sido interrumpida. Durante todo ese período , La Ciudad en la Radio, trasmitida por ULA FM y  conducida por el periodista Leonardo León ha estado allí, en un espacio de información y opinión abierto a los universitarios y las comunidades en general, ofreciendo servicio como reportes de tránsito, meteorológico, resaltando  los valores culturales venezolanos : personajes, historias, anécdotas,fechas importantes  en una palabra cubriendo la información  que emana de todas partes porque el mundo es noticia en movimiento constante.

Se abren los micrófonos

Cuando a las 10 de la mañana de cada día, “ La Ciudad en la Radio comienza el programa, se escucha la voz de Leo León que saluda y de la bienvenida a su espacio radial con su acostumbrado “arriba corazones”, que a todas luces es un llamado a no decaer , a seguir adelante, a no perder la fe, aun cuando la procesión se lleve por dentro porque  cada ser humano tiene su carga de problemas personales, pero en la radio como en el teatro “la función debe continuar”.

Así, cuando se abren los micrófonos a la intervención del público, cualquier cosa puede suceder. No hay censura, el que llama puede expresarse libremente y contar su historia: la  señora que está triste porque su perrito se perdió y pide ayuda para encontrarlo, el señor que requiere con urgencia una medicina, los trabajadores que denuncian la falta de pago, un grupo teatral que invita para su puesta en escena, los estudiantes y sus propuestas , los profesores y sus inquietudes, en fin son tantos los casos que se ventilan en el programa  y tan interesantes los comentarios, los intercambios que se producen en vivo, que la Ciudad en la Radio  cumple con su tarea de informar, entretener, denunciar, aclarar, y en muchos casos reflexionar sobre lo que está sucediendo y sus consecuencias sobre la comunidad.

Leo León, el moderador tiene  la característica de un buen comunicador y es que muy pocas veces, interrumpe a su interlocutor, solamente lo hace cuando  debe puntualizar, o repreguntar, pero el respeto va por delante.

Los que se van, los que quedan y los que vendrán

En todos estos años de transmisión son muchas las personas, que han colaborado para que el programa sea exitoso. La Ciudad en la Radio, es una escuela, donde se aprende el oficio.Son estudiantes de varias Escuelas de Periodismo los que han pasado  por este salón de clases. Han sentido la adrenalina que produce  de cubrir y reportar  huelgas, disturbios, conflictos en general. Se trabaja con dificultad, faltan equipos, se cortan las comunicaciones, se cae la transmisión,  pero ¿qué más?,hay que seguir, y actuar de inmediato, aunque el estrés invada a los  comunicadores, y al jefe, por supuesto.

Todos, los que estuvieron, los que están y los que vendrán escribirán su página muy personal,llevarán consigo el aprendizaje, tristezas y las alegrías, lágrimas y sonrisas,  pero lo más importante, atesorarán un conocimiento que les resultará muy útil en el ejercicio de su profesión, gracias a su pasantía por La Ciudad En la Radio.

 Premios y castigos

La labor informativa de la Ciudad en la Radio ha recibido  premios y reconocimientos, merecidos, por demás, porque no es fácil mantenerse en el aire durante tanto tiempo, y aguantando “lo que venga” como decimos coloquialmente. Como en toda sociedad, hay quienes admiran, alaban y felicitan, como también hay quienes fustigan, critican, adversan, pero así es la dinámica. Nada que objetar. La idea es que esta adolescente que ya entra en su etapa de adultez, continúe mostrando las características que la distinguen y la hacen tan especial. Esperamos que contra viento y marea, aventuras y desventuras, censuras y aperturas,” La Ciudad en la Radio” pueda seguir, adelante, en su 107.7 ULA FM.

Feliz cumpleaños.

Arinda Engelke.