Virgilio Castillo (Pte APULA): es alarmante el deterioro de las condiciones de vida de los universitarios

Ante el alarmante deterioro de las condiciones de vida de los universitarios, la Asociación de Profesores de la ULA denuncia, una vez más, la grave crisis que vive Venezuela. El Gobierno Nacional viola nuestros derechos humanos al someter a los universitarios y a la población en general, a una situación de hambruna, hecho que constituye un delito de lesa humanidad.

Virgilio Castillo máximo dirigente del gremio profesoral ulandino sostiene la imposibilidad cada vez mayor, de acceder a los alimentos y medicinas,  producto de los bajos salarios y la escasez, deja clara la intención del gobierno, de seguir empobreciendo a los venezolanos, ya que insiste en mantener una política economía fracasada.

Cada día se hace imposible que la universidad pueda cumplir con sus funciones, es insostenible cubrir la canasta alimentaria, por lo que muchos universitarios van a trabajar con hambre y sin poder alimentar a sus familias. El personal docente, administrativo y obrero,  ve limitado su traslado hacia los sitios de trabajo, por  los pírricos salarios que devengamos los cuales no alcanzan ni para pagar el pasaje del deficiente servicio de transporte público, a lo cual se suma la falta de dinero en efectivo, los inalcanzables costos de mantenimiento de nuestros vehículos particulares, la inseguridad, el desmantelamiento de nuestra planta física por el hampa desbordada, un precario sistema de salud y presupuestos deficitarios que no permiten desarrollar la actividad académica.

Es inminente la paralización de la Universidad y no por una acción gremial, sino por la destrucción del país, propiciada por el gobierno y ante esta crisis el pueblo venezolano clama por un cambio inmediato. Recalcó Castillo.

Llamamos a los universitarios a dejar a un lado la pasividad, el gobierno está cerrando la universidad, la ciencia y el conocimiento.

Nuestros estudiantes tienen derecho a una educación de calidad, como lo establece la Constitución Nacional, los profesores tenemos derecho a un salario que nos permita vivir, pero la soberbia gubernamental es tal, que pese al fracaso de éste modelo político – económico, pretende seguir insistiendo en esta forma ruinosa de dirigir al País.

“Los Universitarios estamos elevando nuestra voz de protesta una vez más…   no podemos quedarnos en silencio mientras la vida se nos va en esta dramática crisis”.

Llamamos a la unidad de todos los universitarios, de los estudiantes, los empleados, obreros y  profesores, los convocamos a enfrentar esta situación. No nos queda otra alternativa que defender nuestra dignidad.

APULA se moviliza en la universidad, para promover junto a todos los sectores que conforman la gran familia universitaria, acciones constitucionales en defensa de nuestros derechos.(Prensa Apula)