Al Filo de La Verdad: Caraduras

Por: Giovanni Cegarra…

“Si sales a trabajar, si llevaste tu hijo a clases, si fuiste al mercado, al banco, si sacas la buseta o taxis, si vas a la Universidad, si abres la Farmacia, el supermercado, el restaurante o la fuente de soda, tu negocio, bodega, hotel o posada, cafetín, aceptaste La Constituyente” o sea, no hagamos un carajo, los autores de estos mensajes te darán de comer, vaya caraduras que son, dicen protestar por el bien del país, violan derechos  ciudadanos, se vanaglorian de pedir respeto de los derechos humanos.

Encaramado en un buseta camino a la oficina, a trabajar porque como dice el dicho “si no trabajas no comes”, ligando que los “trabajadores” de trancas plantones protestantes anárquicas vandálicas no hayan cerrado la vía, escucho a uno de estos fanáticos seguidores de políticos de oficio leer tales mensajes a voz alta y risa suelta, “tal cual vago mantenido” diría mi difunta  madre y me dije, carajo que caraduras son.

Estamos mal, no se discute ni se niega pero como van encaminadas las cosas en estas “protestas pacíficas” que de eso nada tienen, insisto no se ha logrado ningún propósito, no todo el pueblo está en el bus, tienen que reconocerlo los del gobierno y de la oposición; ya cansan las marchitas y trancas, se vanaglorian de violación de derechos humanos pero los protestantes, encapuchados, trancantes de las vías urbanas, saqueadores y destructores de bienes públicos y privados, autores de muertes y heridos, violan los derechos de todos sin mirar a quien, no sean caraduras.

El horizonte en ambos bandos, se ha perdido totalmente, se niegan aceptarlo “están dando brazadas de ahogado”. Así no se logra la Venezuela que queremos porque si bien es cierto que esto está mal en todo el sentido de la palabra, los protagonistas intelectuales del caos que vive nuestro país no quieren ceder, equivocaron su camino y en el medio, está el pueblo que sufre a costillas de quienes hablan de respeto, libertad, democracia, lo menos que hacen es eso, los propios caraduras y en verdad, “no hay como ver llorar a un cocodrilo”.

A Gobernieros y opositores, “se les ha ido el yoyo”,  hunden cada día al país en profunda crisis socio económica política que ya no se soporta y señores, el tiempo pasa y cobra, bien lo reza un proverbio inglés “de que sirve correr si uno anda extraviado” al que se suma uno griego “no esperes buena música de un violín roto” y punto en boca, caraduras del carrizo. CNP. 2229