Anuladas actuaciones en jurisdicción militar en juicio contra el preso político Thomas García

Este jueves 30 de noviembre, tuvo lugar por ante el tribunal 1º de control del Circuito Judicial Penal del Estado Mérida, la audiencia preliminar, en la causa seguida contra Thomas  Antonio Garcia Silva, a quien la fiscalía militar le había imputado los delitos de instigación a la rebelión y ultraje a centinela, ambos tipificados en el Código de justicia militar, por lo que el tribunal militar 12 de Control del Estado Mérida, le decretó privación preventiva de libertad en fecha 28 de julio de 2017.

Pese a que desde la audiencia de presentación, la defensa solicitó la declinatoria de competencia, el tribunal militar insistió en conocer de la causa, en contravención de lo establecido en la jurisprudencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, según los ciudadanos comunes no deben ser juzgados en jurisdicción militar. Entre las numerosas violaciones al debido proceso, se destaca el hecho de que en la misma audiencia en la que el tribunal militar declinó competencia, admitió la imputación de nuevos delitos, por los mismos hechos por los cuales le habían sido imputados los delitos de instigación a la rebelión y ultraje a centinela, permaneciendo Thomas  Antonio Garcia Silva, ilegítimamente privado de su libertad durante más de 120 días.

En la audiencia preliminar celebrada este 30 de noviembre, el Ministerio Público como parte de buena fe, solicitó al Tribunal de Control ejercer control constitucional y determinar si se habían cometido violaciones al debido proceso, según las denuncias hechas por la defensa, ejercida por la abogada Ada Caicedo, determinando el Tribunal que en efecto, al haberse vulnerado derechos fundamentales lo procedente era declarar la nulidad de las actuaciones realizadas en jurisdicción militar y acordar una medida cautelar sustitutiva a la privación judicial preventiva de libertad, consistente en la presentación de fiadores ante el tribunal en cuestión.

En el mismo acto, la defensa consignó los recaudos exigidos para otorgar a la fianza, quedando a la espera de que en el lapso de tres días hábiles, el tribunal una vez verificados los requisitos, acuerde la libertad de Thomas  Antonio Garcia Silva, cuyo único delito fue observar una protesta pública en la ciudad de Santa Cruz de Mora, el 25 de julio del año en curso.

Redacción Comunicación Continua.L.L