Entes del Gobierno en Mérida anunciaron acciones para elevar en 66,6 % la capacidad de transporte y distribución de carburantes, previendo ubicar el indicador estadal en 760.000 litros (L) por ciclo de abastecimiento con 20 Unidades de Transporte de Combustible (UTC).

“Esto nos colocaría en un nivel óptimo de 760.000 Litros en cada operación”, destacó este miércoles el coordinador del Órgano de Dirección de Defensa Integral (ODDI) Mérida, el legislador Miguel Reyes, en una rueda de prensa llevada a cabo en la Corporación de Los Andes (Corpoandes).

Una acción central es la la activación del Estado Mayor de Combustible, integrando al Consejo Legislativo, al ODDI, a la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI), a entes del Ministerio de Petróleo y a la Corporación para la Protección del Pueblo de Mérida (CorpoMérida).

El primer lineamiento de la instancia consiste en exhortar a los regentes de gasolineras (empresas) a sumar sus capacidades logísticas (UTC, gandolas) para las operaciones de transporte de combustible, que junto a cinco UTC aportadas por el Gobierno reforzarían la actual capacidad media de 12 UTC ( 456.000 L).

En paralelo, el Estado Mayor de Combustible adelanta gestiones para que se asigne el punto de llenado de Bajo Grande, estado Zulia, como centro de aprovisionamiento de las UTC que llevan combustible a Mérida, lo cual reduciría a 800 kilómetros la distancia de transporte, que actualmente es de 1.350 km hasta Punta Cardón en estado Falcón.

También prevén redoblar la contraloría sobre el combustible que está siendo entregado a las líneas de transportistas independientes (del Estado), revisión que extenderán a todos los sectores priorizados.

De acuerdo con un informe de CorpoMérida al cual accedió AVN, en el bimestre marzo y abril ingresaron a Mérida 15 millones 502 mil 57 litros de gasolina y gasoil destinados a la atención de sectores priorizados y abastecimiento general, lo cual implica una media superior a 400 UTC.

Las autoridades advirtieron que se trata de indicadores bajos en distribución, consecuencia del bloqueo financiero impuesto contra Venezuela por parte de los últimos Gobiernos de EEUU, una situación, que entre otras incidencias negativas, limita el accionar del Gobierno en el mantenimiento de las capacidades e infraestructuras de transporte de combustible.
FIN/AVN/AFT

05-05-2021