Arzobispo Coadjutor de Mérida admitió a las Sagradas Órdenes del Diaconado y Presbiterado y confirió el Ministerio del Lectorado a seminaristas

La Arquidiócesis de Mérida y el Seminario San Buenaventura, llenos de júbilo, admitieron a las Sagradas Órdenes del Diaconado y el Presbiterado al seminarista José Alexander Ramírez Ramírez de la Parroquia Santo Domingo de Guzmán, e igualmente les confirieron el Ministerio del Lectorado a los seminaristas Leonardo Arellano Ramírez de la Parroquia San Francisco de Asís de Tovar y a Pedro de Jesús Lobo Ramírez de la Parroquia Santa Bárbara de Chachopo.

La admisión a las Sagradas Órdenes del Diaconado y el Presbiterado es el consentimiento libre del seminarista de comprometerse en ser pastor conforme al corazón de Cristo y seguir adelante su proceso de formación.

El Ministerio del Lectorado es el compromiso que asumieron estos seminaristas de anunciar la palabra de Dios, de hacerla vida en la comunidad y de preparar a los feligreses para la recepción de los sacramentos.

La Capilla del Seminario San Buenaventura de Mérida se vistió de gala este miércoles 7 de diciembre para la Solemne Eucaristía que presidió Mons. Helizandro Terán Bermúdez Arzobispo Coadjutor de Mérida, junto al Pbro. Julio César León Rector del Seminario, el Pbro. Jesús Linares Vicerrector Administrativo del Seminario y varios sacerdotes formadores de la institución.

El Arzobispo Coadjutor expresó su satisfacción y alegría al ver que jóvenes seminaristas van recorriendo y madurando el camino hacia la ordenación sacerdotal.

Un grupo de sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, familiares y amigos acompañaron a los seminaristas en esta celebración que forma parte de su formación integral, no para sí, sino para que puedan ser servidores como futuros sacerdotes, auténticos discípulos del Señor.

Freddy Criollo Villalobos

CNP 19076

07/12/22