La Junta Directiva de la Caja de Ahorros y Previsión Social de los Trabajadores de la Universidad de Los Andes (Capstula), presentó los resultados  del Acta de Entrega de la Junta Directiva saliente, así como los hallazgos encontrados y el informe de auditoría externa.

Durante la asamblea desarrollada este martes 27 de febrero en la facultad de Medicina de la ULA, el presidente de la Caja de Ahorros José Beltrán, declaró que el trabajo se realizó con total responsabilidad  para saber  lo que recibieron. En tal sentido, dijo “no hay un compendio de rendición de cuentas de la gestión anterior y vigencia de la información entregada, así como, los estatutos que establecen están desfasados con la realidad de hoy día”.

En este mismo sentido, expresó que había una imposición autocrática de parte de la Junta anterior, es decir, “se tomaban decisiones sin tomar en consideración las opiniones de los demás”. Acotando, que no existían relaciones interinstitucionales con el objetivo de colaborar  con la Caja de Ahorros. Subrayó seguidamente, que no hay un inventario de bienes muebles para constatar la información,  y tampoco una data actualizada del servicio funerario, “y peor aún, nos encontramos préstamos a largo plazo por partida doble, hecho a  un mismo beneficiario. 

De acuerdo a esto, manifestó que hay una violación del artículo 4 de la Ley de la Caja de Ahorros que dice. “La Caja de Ahorros funcionará conforme al principio del control democrático que contempla la igualdad de derecho y obligaciones de los asociados. En consecuencia, no podrán conceder ventajas ni privilegios a sus fundadores, directivos y trabajadores”.

En este mismo orden de ideas, la secretaria de actas dio a conocer otras debilidades de la Junta anterior mediante el  consejo de administración que se realizó  en agosto de 2023, detallando que revelaron pagos del servicio funerario hechos sin ningún tipo de soporte contable. Recalcó, que se hicieron reembolsos de previsión familiar  a personas que no eran asociados ni beneficiarios, lo que conlleva a una revisión más exhaustiva para rendir cuentas claras.

Por otra parte, señalo que las inversiones en oro desde el año 2023 no se volvieron a renovar, de la misma manera, mencionó   que la partida  de fondo de productos de aseo personal generó problema para ser auditada por la dispersión de la información, a causa del descontrol de la entrada y salida de mercancía y cierre del ejercicio faltante.  

Concluyó diciendo, que está prevista una Asamblea Ordinaria Anual para el 20 de marzo de 2024, en el auditorio de la facultad de Medicina de acuerdo al artículo 17 de la Caja de Ahorros, que obliga  al  Consejo de Administración rendir la memoria y cuenta del ejercicio económico anterior. 

Practicante: Carmen Sanabria ECOS/ULA-MÉRIDA.

27-02-2024