Carros antiguos y motos en caravana por nuestro hospital

Tal como estaba previsto, hoy, los merideños recogieron y llevaron todo tipo de envases para ser reciclados a los puntos de acopio, una actividad previa e importante al Teleradio Maratón que se celebrará este viernes 11 de octubre en nuestra ciudad.  Jóvenes, amas de casa, estudiantes, adultos mayores, niños, obreros, con regocijo desbordante, hicieron su contribución para entre todos “dar luz” a nuestro Hospital Universitario de Los Andes.

La tarde, algo nublada, pero llena de alegría  sirvió de escenario también, a la caravana de los moteros, que con sus rugientes máquinas recorrieron las calles y avenidas de nuestra ciudad para el deleite de los vecinos que salían de sus casas, saludaban con emoción a los motorizados, quienes, entre cornetas y algarabía dijeron!presente ¡en este fiestón colectivo que se ha formado en torno a la noble causa de ayudar a nuestro  principal centro de salud.

Además y por si fuera poco  los merideños pudieron disfrutar al ver de cerquita los hermosos y bien conservados carros antiguos prestados para esta maravillosa ocasión por La Venezuela de Antier.

Alegría contagiosa

Es indudable, que los ciudadanos están prestos a  colaborar con todas las actividades planificadas en torno al Teleradio Maratón. El sentido de pertenecía, el cariño y en muchos casos el agradecimiento a esa venerable institución que es el  IHULA  ha quedado demostrada sin lugar a dudas. A decir de la gente ¡hace tiempo no se sentía en Mérida ese espíritu tan entusiasta ¡ y es verdad, últimamente la ciudad se veía desolada, triste, abrumada por tantas dificultades, pero en estos días , y al tener una misión donde todos somos importantes, se siente un cambio significativo, muy agradable y que ojalá perdurara en el  tiempo.

Y como dice una canción muy hermosa “El día llegó, no hay tiempo que perder, tantos necesitan un nuevo amanecer. Hay que ayudar, tenemos el deber.Somos la luz que alumbra con ardor lo más oscuro.Llenos de esperanza podemos rescatar la fe que nos puede salvar”…Y así llenos de confianza los merideños seremos los artífices de muchas cosas buenas para nuestro hospital que ha sufrido los embates de una crisis muy profunda y que solamente la unión de voluntades y de corazones redimirá.

Redacción. C.C.

Fotos: Leo León