Celebraron en Mérida fiestas en honor a Santiago Apóstol

04 Eucaristía de Fiestas de Santiago Apóstol en Lagunillas presidida por Mons. Baltazar Porras y concelebrada por Mons. Alfredo Torres

Las parroquias eclesiásticas de La Mesa de Ejido, La Parroquia y Lagunillas, celebraron durante el pasado fin de semana con júbilo y fervor las fiestas en honor a su patrono Santiago Apóstol, acompañadas de otras importantes parroquias, que se unieron a la celebración de las fiestas de uno de los discípulos que acompaño a Jesús en los más importantes acontecimientos de su vida y el primer apóstol que murió por predicar su mensaje.

Cierre del Camino de Santiago

Con sencillez, fervor y alegría en la parroquia eclesiástica Santiago de la Punta en La Parroquia, se celebró junto un número significativo de feligreses, la eucaristía presidida por el Párroco Pbro. Cándido Contreras y concelebrada por el Vicario Parroquial Pbro. Ángel Márquez en honor de Santiago Zebedeo, con la que se cerró el Camino realizado por nueve comunidades y se meditó sobre la figura de Santiago que de discípulo impetuoso y soberbio, se convirtió en apóstol humilde, sencillo y servidor de sus hermanos, mientras animaba el ensamble de coros parroquiales.

Camino, reliquias y Botafumeiro

Durante estas fiestas en Lagunillas, la señora Mercedes Doratto integrante de la comisión encargada de organizar parte de las fiestas, vio cumplido junto a toda la feligresía, el que fue su sueño por más de 15 años, ver en este pueblo la peregrinación del Camino de Santiago de Santiago de Compostela en España, tradición de casi 12 siglos, que se recreó con un recorrido de 42 kilómetros por La Mesa de Ejido, Jaji, San Juan y Lagunillas, acompañado por cientos de personas, así lo informó Ostman Altuve, presidente de la asociación civil Rescatemos Nuestra Iglesia Santiago Apóstol de Lagunillas.

De igual forma, en esta comunidad vivieron con fe la entronización de las Reliquias traídas por el padre Franklin Uzcátegui, dos medallas de Santiago Apóstol  que fueron bendecidas por el Papa San Juan Pablo II, sobre la tumba del santo en el año 1993 “Año Compostelano”, así como también la bendición y entronización del Botafumeiro gigante, realizado por un artesano del pueblo y cuyo primer encendido fue durante la concurrida eucaristía del día central de estas fiestas patronales, presidida por Monseñor Baltazar Porras Cardozo y concelebrada por Monseñor Alfredo Torres, acompañados también por el párroco Pbro. Roberto Paredes.

Procesión en Lagunillas

Las fiestas finalizaron en Lagunillas con una alegre y colorida procesión de Santiago Apóstol acompañado de todas las imágenes que se veneran en esta comunidad junto a comparsas, carrozas y bandas show de San Cristóbal y Mérida, que recorrieron las calles del pueblo bajo la complacida mirada de propios y visitantes. Prensa Arquidiócesis de Mérida/ Thairy Moreno