Los servicios básicos en el estado Mérida se han visto afectados constantemente y los organismos competentes no ofrecen ningún tipo de explicación.
 
La zona norte de la ciudad, específicamente El Valle, ubicado en la parroquia Gonzalo Picón Febres del municipio Libertador, ha experimentado la inclemencia de hasta seis horas continuas sin electricidad, lo que afecta tanto a la comunidad como a los comerciantes. 
 
Quienes no poseen otras opciones de pago y solo disponen de  pago móvil, son muy perjudicados, porque además de estar a oscuras, falla  totalmente la señal de mensajes y el servicio de datos de las diferentes operadoras de telefonía móvil. 
 
Al respecto,  nadie dice nada, ni dirigentes vecinales, ni representantes del gobierno. Lo que especula la gente a través de las redes sociales y los  grupos de WhatsApp, es que «posiblemente sea racionamiento». 
 
En torno a esto, la comunidad se pregunta: ¿Racionamiento de cuatro y seis horas en pleno comienzo de temporada vacacional?.
 
A pesar de los esfuerzos de algunos dirigentes y organizaciones,  de darle mayor cobertura y visibilidad a El Valle y La Culata, la zona se está viendo seriamente afectada por estos largos y continuos apagones. 
 
El Valle Grande, lugar que era  uno de los lugares turísticos más visitados de Mérida y de cara a la temporada vacacional de agosto,  exige a los organismos encargados que se aboquen a las soluciones y así poder ofrecer al turista el servicio que se merece, el cual  se ha caracterizado siempre por ser uno de los mejores. 
 
Por Belkis Fuenmayor
ECOS ULA–10-08-2023