Continúa el robo de placas y estatuas en plazas de Mérida

El hampa sigue haciendo de las suyas y actuando con total impunidad en las calles y avenidas de la ciudad de Mérida, el robo reiterado de estatuas emblemáticas y placas de personajes insignes que forman parte del patrimonio cultural de la ciudad y el estado han ido desapareciendo en los últimos meses.

El robo de la estatua del comediante Charles Chaplin que estaba ubicada en una pequeña placita en el sector milla de la capital andina desapareció del emblemático lugar, es el hurto conocido mas reciente.

Se conoció que esta estatua, había sido donada por el Departamento de Cine de la Universidad de Los Andes, recordaba un poco al monumento más legendario de Chaplin, en la ciudad de Vevey, en Suiza, donde murió el actor.

Acciones similares se han repetido en reiteras oportunidades, y es que hasta la insigne estatua del escritor merideño Don Tulio Febres Cordero fue robada en el mes de junio pasado, mientras que al escritor colombiano Gabriel García Márquez le cortaron parte de sus brazos, ambas ubicadas en el parque Albarregas a un costado de la avenida Las Américas, a pocos pasos del viaducto Miranda de la ciudad de Mérida

Las placas de las plazas y sitios emblemáticos también desaparecen

El robo reiterado de las placas de bronce u cualquier otro material que reposan en los bustos de las diferentes plazas y parques del casco histórico de la ciudad de Mérida han ido desapareciendo conforme pasan los días sin explicación alguna.

La placa del emblemático Araganey sembrado por el Papa Juan Pablo II en su visita a la ciudad de Mérida en el año 1985 desapareció de la plaza Bolívar de la capital andina.

Mientras que la placa del Luis Mujica Millán, y la de los 200 años del Paso de Bolívar por Mérida, así como otras ubicadas en la entrada del Rectorado de la Universidad de Los Andes  y la Casa del Cultura Juan Félix Sánchez, ya  no se encuentran en estos lugares.

No obstante la situación se repite también en el paseo de los escritores ubicado a lo largo de las avenidas Andrés Bello y Urdaneta de la ciudad de Mérida donde reposan los bustos de insignes escritores, donde la mayoría de las placas han sido robadas durante los últimos años. JQ CNP 23.851