CU-ULA rechaza designación de un “protector” para la UCV

La designación de Jacqueline Farías como protectora de la Universidad Central de Venezuela fue rechazada por el Consejo Universitario de la Universidad de Los Andes, alegando que es una “violación de los derechos universitarios”.

El Rector de la ULA Mario Bonucci, hizo lectura de un remitido aprobado por el Consejo Universitario de esta casa de estudios donde fijan posición con respecto  la designación de un protectorado para la UCV:

“El Consejo Universitario de la Universidad de los Andes reunido de forma presencial en los espacios del Aula Magna, fija posición en torno a la designación de un protectorado para la Universidad Central de Venezuela:

A LA OPINIÓN PUBLICA NACIONAL, A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

El Consejo Universitario de la  Universidad de Los Andes, reunido en sesión presencial el 29 de octubre de 2021, en uso de sus atribuciones legales, se dirige a la opinión pública nacional y a la comunidad universitaria, para rechazar una vez más y de manera categórica, la política injerencista que ejerce el gobierno nacional contra las universidades autónomas del país, y en particular contra la Universidad Central de Venezuela, al designar un “protector de la UCV”, con el pretendido objetivo de realizar labores de restauración y mantenimiento a la infraestructura de la Ciudad Universitaria de Caracas, por cuanto ésta, es una figura contraria a lo establecido en nuestra carta fundamental y en el estamento jurídico nacional, que le otorga competencias exclusivas a las universidades nacionales de acuerdo al artículo 109 Constitucional,  para ejercer su autonomía dentro del marco de la Ley.

Es un hecho público reconocido por la comunidad nacional, que la infraestructura y planta física, de nuestras instituciones están en franco deterioro, y que como en el caso de la UCV, donde la Ciudad Universitaria  constituye patrimonio mundial de la UNESCO, por su valor Universal, el tiempo y  la falta de inversión en mantenimiento, viene produciendo daños que en algunos casos se tornan irreversibles , pero debemos destacar que dicho proceso en lo fundamental, es consecuencia de la falta del otorgamiento de los recursos financieros por parte del ejecutivo nacional para el normal funcionamiento de las casas de estudios superiores del país, donde no solo se encuentran las partidas correspondientes a estas labores de mantenimiento y recuperación de la infraestructura, sino incluso en lo concerniente a los gastos de personal,  investigación, extensión y otras labores esenciales que garanticen una labor exitosa de  nuestras  universidades .

Por Ley, tal y como lo establece el artículo 109 de la CRBV y el artículo 9 de la vigente Ley de Universidades, le corresponde a las instituciones universitarias, ejercer la autonomía económica y financiera para organizar y administrar su patrimonio, y si bien es cierto que el mantenimiento de esta infraestructura es preocupación nacional, no se debe iniciar esta labor sin contar con quienes tienen por ley, que ejercer la custodia y preservación de estas instalaciones, e inclusive, son las propias universidades quienes tienen el personal académico y técnico especializado, en garantizar el adecuado manejo de la recuperación de esta infraestructura, por ser obras de especial valor artístico, donde no solo debe contarse con los materiales idóneos, sino también con el uso de las técnicas constructivas que lo restauren a su forma original para garantizar su valor patrimonial.

La experiencia precede las acciones y en los casos donde el gobierno nacional ha tomado directamente el control de funciones vitales sobre todo del área socioeconómica de las universidades, por la vía de la fuerza, ha resultado en el cierre de tales servicios y en la eliminación de derechos que disfruto la comunidad universitaria y que hoy se han vuelto una quimera.

Restauración y recuperación de los bienes patrimoniales de las universidades y sobre todo de la Universidad Central de Venezuela son acciones inaplazables, por su valor histórico, artístico y cultural, por ser Patrimonio Mundial de la UNESCO por su valor universal y excepcional y merece la concurrencia para su protección, de la comunidad nacional e internacional para beneficio de la humanidad, y por lo que representan para todos los venezolanos, pero este proceso debe adelantarse respetando el estado de derecho, respetando a quienes ejercen por voluntad mayoritaria y por la Ley, la representación legitima de nuestras casas de estudios superiores y otorgando de manera oportuna los recursos que garanticen su recuperación y mantenimiento de forma inmediata, para asegurar su existencia para las generaciones futuras y para el país.

Dado, firmado y sellado el día 29 de octubre de 2021, en las instalaciones del Aula Magna de la Universidad de Los Andes

Mario Bonucci Rossini                                          Manuel Morocoima

Rector                                                                Secretario (a)

 

Estas declaraciones fueron ratificadas por el Vicerrector de la ULA Manuel Aranguren y el Secretario encargado de la ULA Manuel Morocoima.

También resaltó que si esta situación llegara a presentarse ULA “rechazarían de inmediato al protector designado y ni siquiera lo dejarían entrar a la Universidad. Esa figura no está contemplada en la normativa… Nosotros no vamos a aceptar ni reconocer a ningún protector”.

Samanta Ramírez

Foto: Samanta Ramírez – Practicante Unica

01-11-2021