División de los transportistas afecta a los merideños por aumento de tarifas

El paro de transporte se divide, Benjamín Lara presidente del Sindicato de Transporte de Mérida  ordenó paralización del servicio mientras los trabajadores de la línea “La Otra Banda” continúan prestando el servicio junto a otras líneas urbanas que lo han venido haciendo.

Según compromiso, los transportistas deberían levantar el paro del servicio de manera inmediata.

De la misma manera se nombró una comisión para hacer un estudio de factibilidad  que permita a los transportistas soportar la solicitud de incremento de tarifas. El mismo debe ser presentado en la Cámara Municipal, ante transportistas, dirigentes vecinales y la Gerencia de Vialidad de la Alcaldía de Mérida.

La reunión se desarrolló entre los representantes del Sindicato de Transporte y los concejales del municipio Libertador de Mérida, Gerencia de Viabilidad de la Alcaldía Libertador-Mérida, Zonas de Defensa Integral (ZODI) y el Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INTT) quienes se comprometieron a realizar un estudio de costos y ajustar la tarifa de precio.

Benjamin Lara presidente del Sindicato, está pidiendo que el pasaje sea cobrado en 1000 bolívares el corto y 1500 el largo.

Argumentó que, a causa de la hiperinflación, se ubicará el costo del mismo en 10 centavos de dólar, y que el sector compra los repuestos en dólares y que de nada sirve pautar un precio si en pocas semanas queda devaluado.

Los transportistas le entregaron a los concejales psuvistas dos documentos: el primero es para dar razón del por qué quieren aumentar el pasaje de 500 bolívares a 1000; el segundo, donde se les da los costos de repuestos de las unidades de transporte.

Eladio Vergara, presidente de la línea La Otra Banda, expresó que los transportistas les darán, a los órganos competentes, de 8 a 15 días para que evalúen y analicen lo que será el nuevo costo. “Si seguimos en esta tónica, en dos meses o 3 no va haber transporte en ningún sitio nuevamente”

Por otra parte, Vergara informó que desde el pasado 24 de julio, a el sector no les están permitiendo surtir los tanques de las unidades por una orden “realizada por el protectorado de Mérida” a causa del incremento de 100 Bs. del pasaje,  razón por la que muy pocas unidades salieron a trabajar este viernes 26 del presente mes. “Necesitamos un pasaje verdadero para poder mantener las unidades y darle un servicio al pueblo. No creemos que el pasaje sea de 500 bolívares porque no podemos mantener las unidades” aseguró.

La vicepresidenta de la Cámara Evelyn Quintero instó a todo el sector de seguir trabajando con las tarifas acordadas de 400 Bs. mientras llegan a un acuerdo que beneficie al merideño, de ser así, volverán a surtir sus tanques en la estación de servicio que tienen asignada. Por: Marcela Castro-Practicante Unica.