El Big Ben Deportivo: “Contigo, pan y cebolla”…  y el otro “no va pal baile”

Por Andrés E. Mora M…

La primera frase que tiene por título la crónica de hoy es un refrán español cuyo significado, de acuerdo al Refranero multilingüe del Centro Virtual Cervantes, es el siguiente: “Cuando se quiere a alguien de verdad, se está dispuesto a vivir con él no sólo en época de felicidad sino también cuando sobreviene la desgracia”… La segunda frase es harta conocida…

… Y pareciese que la primera es la máxima que mejor describe ese enamoramiento que desde siempre – con sus altos y sus bajos, por supuesto – ha existido entre Lionel Messi, The Best 2022, y el pueblo argentino… No así, en el caso del “romance” – ¿A primera vista? – que pensó tener el régimen usurpador con la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) en noviembre de 2021, que terminó siendo descrito por la segunda… Veamos cada una de esas relaciones.

El amorío Messi-Argentina se caracterizó por lo agridulce de la relación. La afición de su país le reclamaba que no mostrara el mismo nivel que con el Barza y, como una vía para drenar la frustración sus paisanos, no pasaba un día que no lo compararan con Maradona, quedando siempre a su sombra. «Lo primero que se me viene a la cabeza, y que pensaba recién en el vestuario, es que ya está, que se terminó para mí la selección. Son cuatro finales, no es para mí. Lo busqué, no se me dio, pero creo que ya está», dijo en la zona mixta, anunciando su retiro de la selección, tras fallar uno de los penaltis en la final de la Copa América ante Chile el 27-06-2016

“Me pasaron muchas cosas por la cabeza el día de la última final y pensé seriamente en dejarlo, pero amo demasiado a mi país y a esta camiseta. Hay que arreglar muchas cosas de nuestro fútbol argentino, pero prefiero hacerlo desde adentro y no criticando desde afuera”, palabras con las cuales anunciaba su regreso a la albiceleste después de 45 días de profunda reflexión, que cambiaron la relación con sus connacionales. Luego vendría el tropiezo del equipo nacional en Rusia 2018. Pero su constancia, perseverancia y dedicación rendirían, por fin, sus frutos.

El pasado 20 de diciembre sería recibido en Rosario, su tierra natal, por una enorme multitud que eufórica le rendía pleitesía al mejor del mundo convertido en campeón mundial y elegido el mejor jugador del torneo. No obstante, todo aquello se vería empañado 72 días después, cuando en la madrugada del 2 de marzo, un par de desadaptados balearon el supermercado de la familia de su esposa, Antonela Roccuzzo, en la ciudad que lo vio nacer, dejando, además, una nota intimidatoria para él: “Messi te estamos esperando, Javkin es narco no te va a cuidar”.

“Probablemente irritados por la foto de Messi con el ex presidente Macri, mafiosos balearon un comercio de la familia de su mujer (…)”, tuiteó, como inicio de un hilo explicativo, el periodista de investigación Nacho Montes de Oca, @nachomdeo, el 2-3-2023, tratando de interpretar lo que ante los ojos del mundo era un sinsentido. “Los 14 disparos ocurren luego de varios días de ataques de figuras que apoyan al gobierno peronista contra el mejor jugador del mundo por mostrarse con el ex presidente que tiene un cargo jerárquico en la FIFA (…)”, agregaría.

“Rosario es una de las ciudades más grandes del país y quizás la más violenta. El actual gobierno se niega a intervenir para frenar la ola de asesinatos relacionados con el narcotráfico por evidente interés de parte. En 2020, vació las cárceles excusándose en la pandemia. En el inicio de la campaña presidencial y con índices de aceptación bajísimos y de pobreza, inflación y endeudamiento, la foto de Messi fue tomada como una afrenta por el peronismo y la consecuencia se expresó con disparos”, continuaría.

“Probablemente los grupos asociados o protegidos por el gobierno logren el efecto contrario al que buscaban al darle difusión global al nivel de corrupción y violencia que caracteriza al último intento peronista y las consecuencias objetivamente negativas de su paso por el poder. En resumen, violentos y tarados ¿cómo se les ocurre meterse con Messi que es más bueno que Lassie atada, con bozal y comiendo avena con seven up light con música de The Carpenters de fondo?”, se preguntaría para finalizar.

Entretanto, el “devaneo” fugaz entre el régimen usurpador y la fiscalía de la CPI parece haber llegado a su fin con el comunicado de la cancillería de la «peste roja-rojita» cuestionando la imparcialidad del despacho del fiscal jefe de la CPI, el británico Karim Khan, afirmando que mantenía “vínculos probados” con organizaciones no gubernamentales en el país.

Liliana Ortega, directora fundadora de COFAVIC, nos recuerda que el artículo 42 del Estatuto de Roma establece la obligación de la Fiscalía de la CPI de “recibir todo tipo de información y corroborarla”. Su artículo 54 establece que Khan debe “solicitar cooperación de los estados u organizaciones”, subrayó. Así pues, lo que se evidencia en el párrafo anterior es la razón de ser de la ley anti-ONG. ¡«Más claro no canta un gallo»!

“El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela informa que este 28 de febrero de 2023 presentó ante la Corte Penal Internacional (CPI) un escrito con el cual desmiente todas las falacias de la agresión mediática y geopolítica puesta en marcha para acusar a Venezuela de supuestos crímenes de lesa humanidad, que nunca han ocurrido”, se lee en el primer párrafo del comunicado.

La «huida hacia delante del régimen» tiene que ver con el hecho de que la CPI haya puesto a disposición un formulario en línea para que las víctimas de crímenes de lesa humanidad del país den a conocer su opiniones sobre reanudar o no la investigación sobre el caso Venezuela I. Procedimiento que lo desenmascaró y que claro le dijo ¡«No vas pal baile»!

      Prof. Titular jubilado ULA – Cronista deportivo           

      aemora@gmail.com, @amoramarquez

      04-03-2022