Octubre es denominado “el mes rosa” con motivo de la conmemoración del día mundial de la lucha contra el cáncer de mama cada día 19 de este mes.

En Venezuela padecer esta enfermedad es más difícil con respecto a otros países por la grave crisis humanitaria que vive, donde conseguir los medicamentos o tratamientos es cuesta arriba en cuanto a disponibilidad además de costosos.

Conociendo un poco las estadísticas

Según el Observatorio Mundial del Cáncer, la incidencia del cáncer de mama en América Latina y el Caribe para el año 2020 fue de 210.100 nuevos casos, de los cuales 57.984 no fueron superados. 

La Organización Panamericana de la Salud dice que “el 90% de los casos detectados son curables”

“1 de cada 8 mujeres desarrollará cáncer de mama en su vida” según Bresatcancer.org

“Las cifras más recientes registran más de 2800 fallecimientos por esta patología y más de 7 mil mujeres diagnosticadas en un año” informó el gerente de Educación y Prevención de la SAV, Msc. César Miranda.

Campañas de prevención

Muchas son las campañas que se realizan durante este mes que van especialmente dirigidas a la prevención y detección temprana de la enfermedad, como factor clave para disminuir el número de muertes o complicaciones en el paciente.

“Tanto en el Mes Rosa como en el resto del año, y más aún en tiempos de pandemia, prevenir es la clave” Juan Saavedra, gerente general de la SAV.

Para la American Cancer Society (Sociedad Americana del Cáncer en español) hay medidas que se puedes tomar para disminuir los riesgos:

-llegar a un peso saludable y mantenerlo

-hacer actividad física

-reducir el consumo de alcohol

-realizar exámenes de detención si hay antecedentes familiares

Carmen Dávila es una venezolana que supero el cáncer de mama en el año 2007. “recibir la noticia fue bastante duro, sin embargo tuve el apoyo de mi familia y amigos cercanos para superar esta prueba. Mis ganas de vivir eran más grandes que el miedo y eso me ayudo a salir adelante. Era una mujer de ingresos clase media, parte del tratamiento fue costeado por familia y amigos, incluso algunas instituciones que me brindaron apoyo en la época. En este momento solo puedo decirle a todas las mujeres del mundo que se cuiden, que hagan su autoexamen y chequeo a tiempo. Para todas las que lo padecen actualmente, les mando mi mayor energía y las aliento de corazón para que salgan adelante”.

Samanta Ramírez

Practicante Unica

19-10-2021