Ante la evidente ausencia de vigilancia, factor que al parecer, poco importa a las autoridades, el hampa actúa a su libre albedrío, en las instalaciones de la Universidad de Los Andes.

Cada semana, para no decir a cada rato, los hampones hacen de las suyas en departamentos y Facultades de nuestra casa de estudios superiores, desmantelándola a su antojo, como recién ocurrió en el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (IIAP) de la Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales, de donde cargaron con todo: pocetas de los baños, lavamanos, lavaplatos, escritorios, sillas, archivadores, pupitres, mesas de trabajo y de computadoras, hasta las puertas y las Autoridades de la ULA, como muertas, cómplices mudos de lo que viene ocurriendo en la Universidad desde hace tiempo.

Los sucesivos y continuos robos que se registran en las instalaciones de la ULA, por falta de vigilancia y en las que existe la misma, ponen en entredicho, a sus autoridades, nada se escucha de investigaciones sobre ello, si hay complicidad interna con los hampones que vienen desmantelando los Departamentos y Facultades, el Equipo Rectoral, como si nada, en fin, el hampa desmantela a la ULA, con o sin vigilancia, a nadie parece importarle (Giovanni Cegarra, CNP. 2229).

18-01-2021