¡El lobo!, ¡El lobo!, ¡El lobo!

Por: Gerard Paez…
 
¡Morirá la Universidad de Los Andes en manos propias de su Claustro de Profesores!* El precipicio de la Ley de Universidad 1970 envió a todos sus miembros por el barranco de las elecciones donde la habilidad única y principal es el populismo; donde no son los candidatos los culpables, son los electores los grandes culpables; donde los candidatos son los grandes peligros, no los electores. Se ve mal si no se hace campaña desde un primer día, campaña que tiene como asidero la Ley de Universidad 1970, donde el barranco de esta ley identifica ‘Campaña’ como campaña política; antes de esa ley se identificaba ‘Campaña’ como campaña académica y donde ‘Campaña’ era estudiar&investigar para combatir las sombras. Ahora,  ‘Campaña’ significa redes sociales, flux&corbata, visitas y pedidos de votos para hundirnos en las sombras. ¡El lobo!, ¡El lobo!, ¡El lobo!, ¡El lobo! NO es el chavismo, *¡El lobo! ES el populismo*.
 
Si usted lector está pensando que la lucha en la calle es por el disfraz del lobo, confeccionado como chavismo, se equivoca, la lucha en la calle es por el verdadero y único lobo, se le reconoce por sus patas, es el populismo. *Además, corre usted el peligro que sea usted mismo lobo*; que sea usted miembro, partícipe y promotor del populismo, del lobo destructor de ovejas en su entorno, en la Universidad de Los Andes…, por la misma razón de los del régimen sastres del disfraz del chavismo, por el deseo del poder por el poder sin importar no ser ovejas, en la Universidad, sin importar no ser Académico.
 
A los del régimen, el lobo del populismo los llevó a destruir toda una oveja llamada Venezuela, aquí es la destrucción de la oveja Universidad de Los Andes por los lobos del populismo (sindicalista, oficinistas, gremialista, políticos, oportunistas), por su voto popular…de más de lo mismo. Es el populismo del comunismo, es el populismo del socialismo, es el populismo del chavismo, es el populismo del madurismo, es el populismo de la Ley de Universidad 1970, es el populismo del sindicalismo, es el populismo de las oficinas, es el populismo de ser autoridad, en fin, es el populismo de las universidades y del país lo que es ¡El lobo!.
 
“You’ve been served!” -Ahora que ha sido notificado, vea cómo lucha su ego y consciencia. *No se extrañe que ahora, en silencio, comprenda porqué el chavista no cambia* a pesar de vivir en este país de lodo hediondo. Después de desdeñar todo esto, podemos cuantificar que todos menos unos cuantos por ahí y yo, no más del 0.01%, percibimos la presencia del lobo; el resto, el 99.99% tiene carnet de la ideología y sangre del populismo. Debido a sus ambientes vividos, a sus costumbres, a sus maestros, a sus mentores… Identifique Usted de quién es su discípulo, su delfín. Caso cerrado y prosigamos así, con esta sólida claridad.
 
Empleado, Obreros, Egresados, Estudiantes de Postgrado. Este nuevo universo electoral sirve para calibrar el grado de sangre populista en su cuerpo. Yo, candidato a Rector y por el futuro de nuestros hijos y nietos, por la vida de la naturaleza académica digo con toda la voz que pueda ser oída por el Claustro de Profesores, que estoy absolutamente en contra de este nuevo universo electoral, de su participación, totalmente y siempre. No porque los Profesores no participan en las elecciones de sus autoridades de Empleados, Obreros, etc., ¡No!, No porque el ministro de la defensa no es elegido por ninguno de sus soldados, empleados, obreros del ministerio, ¡No! Estoy en contra porque, fundamentalmente, no accionan, no conocen quién es quién, qué es qué en la Academia. Necesitan de una campaña populista para pensar que pueden responder y decidir por alguien.
 
*Voy más lejos…Estoy en contra de las elecciones*, estoy en contra de Estudiantes y Profesores como fuerza electoral. Le pregunto, ¿Me conocía? Le pregunto, ¿Qué conocen de los otros candidatos?, sigo preguntando, ¿Es 1. Academia o 2. favores, o 3. redes sociales o 4. haberlo visto personalmente, o 5. haberlo contactado, o, en una palabra, 6. populismo? ¿Será ésta su decisión como voto? Si no es la primera su elección, usted cayó en el barranco del populismo de la Ley de Universidad 1970.
 
Si vota por la primera selección, Academia, es porque sabe que uno viene construyendo una nueva Üniversidad con una buena base de Profesores y Estudiantes, que existe ya y se construye de abajo hacia arriba, y *si cree que es falta de humildad es porque no sabe lo que está en juego… el futuro de sus hijos y nietos*. 
 
Votar por la Academia es el futuro de sus hijos y nietos, es  contar con una Üniversidad con los Puntos Sobre La Ü que le ofrezca convertirse en un ser creador de soluciones y de nuevos conocimientos, de tener una excelente y nueva Üniversidad de Los Andes *a la mano*.