Para Comunicación Continua y la Ciudad en la Radio ha sido una gratísima experiencia llevarle a nuestros lectores, cada domingo, una serie de entrevistas con mujeres merideñas que son un ejemplo para Venezuela y para el mundo entero. En esta ocasión conversamos con una joven, Jahzeel  Andrea Castellanos, quien acaba de presentar con honores su Trabajo Especial de Grado en la carrera de Arquitectura de la Ilustre Universidad de los Andes y ha obtenido la máxima calificación, además de la mención publicación. Lo singular de su tesis es que comprende no solamente un  “Manual de Procedimientos de Gestión de Riesgos para el Desarrollo de Propuestas Urbano Arquitectónica”, que no existía en el país, sino que, para comprobar su aplicación, Jahzeel, diseñó una sub estación de bomberos enclavada en el sector de las Cinco Águilas Blancas. “En un escenario ideal- dice Jahzeel-  una vez construida, daría apoyo y seguridad a una zona de alta vulnerabilidad, como lo es la cuenca del Río Chama y zonas aledañas”

Conversemos con ella para que nos relate sus experiencias al hacer una tesis de grado, no solamente en pandemia, sino sumida en una situación-país muy complicada, especialmente por las pésimas condiciones del suministro eléctrico, de internet y de comunicaciones en general.

A.E. ¿Por qué la gestión de riesgos?

J.C – Pienso que si la gestión de riesgos hubiera sido utilizada como principio orientador en la construcción de nuestras ciudades, muy probablemente esta no se enfocaría en resolver tragedias, una vez que se producen, sino que prevalecerían las soluciones saludables en ciudades sustentables, cohesivas, funcionales y sobre todo seguras. En nuestra Mérida, ciudad sísmica, propensa a deslizamientos, desbordamientos de ríos, entre otros, era imposible ignorar la poca capacidad de reacción que existe ante la atención a emergencias. El uso indebido de los suelos, la incompatibilidad de las variables urbanas ante tantos escenarios de riesgo, y la poca consideración de las características físico naturales a la hora de construir, han dado como resultado una ciudad y de hecho un país, que constantemente junto con los periodos de retorno de las grandes calamidades naturales, vive lutos y conmemora desastres.

A.E.- En qué consiste este manual de gestión de riesgos?

Mi compañero de estudios Ricardo Salas  y  mi persona ,  cuando realizamos el Servicio Comunitario trabajamos en la comunidad de la Urbanización de las Cinco Águilas Blancas,  lo que nos permitió detectar muchas de las situaciones alarmantes que se presentan periódicamente cuando se producen eventos naturales de magnitud: desbordamiento de ríos y quebradas, deslizamientos de tierra, inundaciones, lluvias torrenciales,  entre otras. Nos dimos cuenta, de que existía una frontera, un desligamiento muy marcado entre las dimensiones de la arquitectura: la social, la urbana, la arquitectónica y el medio en el que se proyecta.  Tanto es así, que no había, hasta los momentos, una metodología específica para gestionar, desde el punto de vista urbano-arquitectónico, las vulnerabilidades y riesgos de nuestras ciudades. Es entonces, cuando pensamos que  se hacía ineludible  la creación de una  herramienta que incluyera  y compendiara, arquitectura y urbanismo en torno a la gestión de riesgos, de allí surgió la idea.

A.E.- De qué se trata este manual?

J.C.- Esta manual es una guía que contiene un proceso metodológico y sistemático en el cual se facilitan planillas e instrumentos de medición con todos los pasos para poder realizar un plan de gestión de riesgos enmarcado en lo urbano y en lo arquitectónico de manera que pueda ser utilizado de forma clara y directa. Principalmente- continúa explicando Jahzeel – está dirigido a los profesionales de la arquitectura, y afines, pero también está hecho para que los profesionales del área de la construcción, incluso los civiles, puedan aplicarlo en sus comunidades.

Jahzeel, es una joven muy linda físicamente, sumamente inteligente, estudiosa, centrada, eficiente, quien desde su más tierna edad quería dedicarse a la arquitectura. Sentía fascinación por los, los colores, las dimensiones. Ella nos cuenta que, cuando tenía 7 añitos, estaba fastidiando mucho, y entonces, su papá, le dijo, para quitársele de encima:” Jahzeel, ponte a pintar”. Ella se tomó muy en serio esa “sugerencia”, e hizo un dibujo, casi perfecto, del diablo de Tasmania, la familia quedó asombrada ante las dotes artísticas de la niña y aún conservan esa primera obra de la que en un futuro, cumpliría su meta de graduarse, este año 2021  de pandemia mundial,  en la carrera que ella eligió.

A.E.- Que tipo de intervención urbanística se plantea en el trabajo?

J.C.-Para llevar a la práctica la aplicación del manual, se planteó la construcción de una subestación bomberil y de un centro comunal. La propuesta tipológica es la de un edificio/complejo multifuncional que contiene actividades esenciales, tales como asistenciales, institucionales, y educativas. En el diseño de ambas edificaciones se siguieron los parámetros y recomendaciones contempladas en nuestro manual.

La sub estación de Bomberos Cinco Águilas Blancas.

Ante cualquier peligro que se presente en una comunidad: accidentes viales o en el hogar, incendios, crecidas de río, deslizamientos  de tierra, en fin, cuando se enfrentan esos eventos naturales o causados por el hombre que pueden producirse en la cotidianidad, lo primero que gritan las personas es ¡llamen a los bomberos! por eso nos parece tan importante este diseño para ser construido en esa zona tan vulnerable.

A.E.- Representó un reto, el diseño de la sub estación de bomberos?

-Claro que sí, principalmente porque no existen edificaciones que marquen una pauta respecto al estilo y diseño en este caso particular. En un escenario ideal, el hecho de contar con una subestación bomberil que pueda brindar ayuda inmediata ante cualquier suceso y con un centro comunal que proporcione enseñanza de artes y oficios, serían factores claves para la solución de muchos de los inconvenientes que se presentan en la mencionada región.

Para terminar su trabajo de grado, Jahzeel tuvo que dejar de dormir durante muchas noches, en primer lugar para aprovechar las pocas horas de electricidad y consecuente luz y conectividad, y en segundo lugar, porque ella es perfeccionista y aunque no estaba atrasada en su proceso, quería ultimar todos los detalles para presentar un trabajo digno de su universidad: un trabajo de grado que representa el final de una etapa académica, donde, y como en el caso de la arquitectura, se cumpla con esa visión tan emblemática de entender los problemas del presente, para solventar los que se puedan presentar en el futuro.

Esta muchacha merideña, creativa, aplicada  y emprendedora, es un ejemplo para todas aquellas mujeres que deseen perseguir sus sueños, hasta alcanzarlos, porque aunque el camino de la vida siempre tiene obstáculos, cada ser humano, si se lo propone,  puede ser el propio arquitecto de su realidad y de sus proyectos.

Para despedirse Jahzeel quiso agradecer a su tutora, la Profesora Klaudia Laffaille y al jurado calificador conformado por el Profesor y Decano, Argimiro Castillo y a la Profesora Luzmila Trujillo,  por su labor encomiable y su sentido de pertenecía a su Alma Mater, cuando conocemos las precarias condiciones de vida a las que está sometidos nuestro cuerpo profesoral. También reconocer a todos los docentes que contribuyeron a su formación.

La Ciudad en la Radio y Comunicación Continua, han querido con esta entrevista resaltar la entereza y la decisión de todos esos jóvenes estudiantes venezolanos y en especial de los nuestros, aquí en Mérida, Ulandinos,  quienes aún inmersos en la crisis profunda de nuestro país, llevan la luz del saber en sus miradas y la fe en sus corazones.

Felicidades y muchos éxitos.

Redacción Arinda Engelke .C.C

06-06-2021