Exigir transparencia y rendición de cuentas a los gobernantes para cuidar el uso de los recursos públicos

Por: Angélica Villamizar…

Un gobierno transparente es aquel que transmite toda la información sobre lo que está haciendo a sus ciudadanos; por tanto, es deber de los responsables que administran los recursos públicos informar sobre sus planes de actuación.

Por otra parte, todos los ciudadanos tienen derecho de solicitar y acceder a información que se encuentra en manos del Estado. El acceso a la información es importante para contribuir a la formación de la opinión pública puesto que esto sirve como mecanismo de control democrático y previene la desinformación.

Además de ser transparentes, los gobiernos deben rendir cuentas sobre su gestión por lo menos tres veces al año, y al mismo tiempo abrir los canales de participación a los ciudadanos que le permitan indagar, y solicitar aclaratorias;  teniendo en cuenta que estos canales no deben ser utilizados como propaganda de una parcialidad política ni de promoción de una gestión en particular.

Esta interacción entre gobernantes y gobernados permite fortalecer la confianza en los órganos y entes y así se estimula el pago voluntario de las obligaciones fiscales. 

Cuando los ciudadanos no están enterados de las actuaciones de sus gobernantes se abre un abanico de posibilidades de actos de corrupción, dando chance al abuso desmedido del poder delegado; cuando esto ocurre hay un tercero que sufrirá las consecuencias, puesto que el abuso de poder con toda seguridad afectará el uso de recursos financieros, que tienen como finalidad atender la prestación de bienes o servicios.

De esta manera, se propicia el robo del patrimonio de la República lo que causa la crisis humanitaria compleja, y el desvío de gran cantidad de dinero a raíz de prácticas corruptas.

Para frenar estas prácticas de uso indebido de los recursos públicos, los ciudadanos cuentan con herramientas para contribuir con la integridad en el sector público, exigiendo transparencia y rendición de cuentas y por lo tanto luchar contra la corrupción; entre ellas se encuentran las intervenciones en consultas populares, solicitando y participando en audiencias públicas, formulando opiniones durante todo el proceso del presupuesto participativo, haciendo llegar proyectos, ideas o recomendaciones a instancias pública con la finalidad de mejorar algún servicio público. Del mismo modo, ejercer el control ciudadano, realizando peticiones de información o también monitoreando asuntos relacionados con la gestión. También se puede verificar la publicación relevante en las páginas web oficiales de los órganos o entes.

Por lo tanto, hay muchas maneras de cuidar el patrimonio de la nación y exigir que los recursos lleguen a donde tienen que llegar para el mejoramiento de la calidad de vida de todos.

 

Correo: amvs286@gmail.com         

05-08-2021 (54)