Gustavo Valecillos (Cacoime):Solo juntos, sector oficial y actividad privada pueden recuperar la economía

El objetivo es sobrevivir a la crisis y mantener a los trabajadores en sus puestos

“La paralización de la actividad económica debido a la cuarentena decretada para evitar la propagación del coronavirus, impactará de manera significativa al sector privado, por lo que se hace necesario tomar medidas para mitigar los riesgos”.

Así se expresó Gustavo Valecillos Velandia presidente de la Cámara de Comercio e Industria del estado Mérida, sobre el panorama económico actual y la realidad de las empresas en la región.

Toda la economía regional, nacional y mundial está seriamente afectada por la causa señalada y estimó que pasarán varios meses antes de volver a la normalidad.

“Las empresas actualmente tienen un déficit de caja difícil de superar sin recibir oxigeno financiero y la poca disposición monetaria, deben destinarla a cubrir las nóminas y el pago a los proveedores esenciales. El objetivo es sobrevivir a la crisis y mantener a los trabajadores en sus puestos”, señaló Valecillos Velandia.

Con el mercado debilitado, el flujo financiero es insuficiente, por lo que solicitamos de los organismos oficiales en todos sus niveles, la extensión o prórroga del plazo de declaración y pago de las tasas, impuestos, tributos y demás obligaciones económicas por un tiempo
prudencial, para que las empresas puedan organizar sus finanzas y posteriormente pagar sus deberes, de ser posible en varias porciones, sin penalidades por moratoria.

Fue enfático Valecillos al afirmar que: “para Cacoime y el empresariado en general esta solicitud, no es una condonación o exoneración, es solo el aplazamiento o postergación que ayude a proteger el empleo y contribuya a la recuperación de la actividad
económica del país”.

Es importante además el acceso a los combustibles por parte del sector productor y de transporte para poder circular. Solo juntos, sector oficial y actividad privada, pueden recuperar la economía regional y nacional, la grave realidad así lo exige, concluyó manifestando el  presidente de los comerciantes e industriales de Mérida.