Hablemos de condominio: “Con mi casa no te metas”

Continúa esta semana con mensajes virales en las redes sociales, en referencia al anunciado Censo Nacional de Población y Vivienda.  Uno de ellos que llama la atención” en un lenguaje popular venezolano es el titulado “Con mi casa no te metas”¿Qué quiere decir en términos jurídicos?  Simplemente defensa legal de la propiedad privada.  Con esta frase observamos que los ciudadanos se sienten mas vulnerables que nunca, ante un proceso que debería ser confiable y seguro en cualquier país del planeta.

Comentamos el pasado domingo, los errores que se le observan a la convocatoria del Censo Nacional y el cómo se solucionan.  Mencionamos también, que la sociedad civil a través de MiCondominio.com emitió comunicación al Ministro de Planificación Ricardo Menéndez, donde se realizan un número importante de preguntas ante las deficiencias y errores que se le observan al proceso, dicha carta fue entregada en el despacho del ministro el pasado viernes 13 de septiembre y aún no tiene respuesta.

Las dudas

En varios portales referidos a condominios se plantean las mismas dudas que se indican en la carta al ministro: ¿Cuál es la urgencia en adelantar el año al que corresponde la ejecución del censo? La inmediatez supone improvisación, el censo 2.011 se preparó durante dos años ¿Entonces, no corresponde preparar el XV Censo Nacional ahora para el año 2.021?  ¿Por qué el Instituto Nacional de Estadística no es el ente rector, si es el facultado según la Constitución Nacional? ¿Por qué serán los funcionarios con el perfil y la capacitación profesional del INE sustituidos por la Milicia Bolivariana y un partido político como los empadronadores del censo? ¿Por qué se incurre en la violación de la Constitución con la partidización de un evento tan importante como un Censo Nacional?  ¿Por qué el énfasis en el tema de la vivienda?

¿Se siente el ciudadano violentado en su privacidad y derechos?

La respuesta es Si.  Luis Manuel Aguana columnista, consultor e investigador en Derechos Humanos argumenta:“Los datos personales, como quienes, y cuantas personas viven en nuestra casa, cuantas habitaciones tiene, que tipo de vivienda posees, estén en manos de un gobierno como este es inaceptable para la inmensa mayoría”. Agrega además que: “La situación se ha agravado porque en esta fase de la destrucción de Venezuela, van tras las viviendas de quienes han huido del país por razones humanitarias”.

El otro punto que preocupa altamente es el uso del código QR para identificar las viviendas, el uso de nuevas tecnologías permitirá que la información mas privada viaje por la web. Cuando consultamos a vecinos de condominios, el sentir es muy similar.  No se puede negar que hay un malestar general y la respuesta es cada vez más común: “No abriremos la puerta”

Visualicemos de cara al futuro

La sociedad venezolana como Poder Popular, merece definitivamente respuestas y el Ministro de Planificación está en su deber de aportarlas.  La privacidad y la propiedad es un derecho consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, donde el articulo 60 expresa lo siguiente “Toda persona tiene derechos a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación. La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos”

Los censos de población y vivienda como lo expresamos el pasado domingo, son necesarios y de gran importancia para un país, pues aportan información de gran valor para la planificación y desarrollo de la nación.  Venezuela, con un serio déficit de data e información requiere con urgencia de ello para encaminarse a una mejor situación, sin embargo, las condiciones políticas y ciudadanas no son las apropiadas.  Es una realidad que los habitantes en una inmensa mayoría están divorciados de su sistema de gobierno y de gobierno, simplemente no confían en él. De manera que el XV Censo Nacional, sin la participación ciudadana como protagonista principal, está condenado al fracaso.  Valdría la pena que, por la salud de la nación, tan enferma por estos días, y del  Gobierno Nacional analice mejor los pasos que está ejecutando.

Danitza Suárez Salas

@kminteligente

Elkminteligente@gmail.com