lunes, junio 24, 2024

Hablemos de condominio: la tiranía de las mayorías-parte II

En nuestra columna anterior explicábamos el concepto que conocemos como la «Tiranía de las mayorías”, lo que haga o decida la mayoría no significa necesariamente que las cosas se estén haciendo bien. Según cuenta la historia, Jesucristo fue enviado a la cruz por decisión de un pueblo entero y fue escogido un ladrón para ser liberado en su lugar, este es quizás el ejemplo más directo que podemos usar, de cómo las mayorías pueden equivocarse.

De manera que cuando usted decida sumarse a lo que dice la mayoría, valdría la pena detenerse unos minutos, pensar individual y objetivamente para determinar si la acción a ejecutar es la correcta. ¿A quién perjudica o beneficia? No necesariamente seguir a la mayoría significa hacer el bien.

La pandemia continua, y con ello la cuarentena, el aislamiento social, las nuevas decisiones y decretos de emergencia gubernamentales. Uno de los que más se considera afectará a propietarios es el de suspensión de pagos de alquileres de inmuebles de uso comercial y vivienda principal hasta el primero de septiembre 2020 (Gaceta 6522 extraordinaria, decreto 4169), numerosos administradores y Juntas de Condominio se preguntan que pasará con las cuotas del condominio. ¿Están condenados los condominios a la ruina ante este nuevo decreto? Queremos dejar claro que este decreto se refiere específicamente a suspensión del pago del alquiler, no al pago de las cuotas de condominio.

Si en su condominio se trabajó en fomentar la participación, el sentido de pertenencia, la colaboración y el sentido comunitario, existirá la suficiente sensibilidad y responsabilidad en sus habitantes para entender y aceptar que es necesario pagar las cuotas de condominio mensuales para que el edificio y sus áreas comunes se mantengan en buenas condiciones.

Veamos este caso en la Isla de Margarita

Leopoldo Rojas administrador, consulta en un Foro Chat Condominial realizado por MiCondominio.com esta semana, lo siguiente: «Tengo propietarios a los que les envié recibo de cobro de abril y me respondieron que sus negocios están cerrados por la pandemia y por ende ellos pagaran cuando generen ingresos y se levante la suspensión de los 30 o 60 días señalados por el gobierno, y que si no puedo esperar que lo pase a legal. ¿Cómo actuar en estos casos ya que se puede crear una pandemia, pero con la cobranza?

La preocupación de Leopoldo es real y muy válida. Si se les ocurre a todos los residentes expresarse de la misma manera y deciden que no pagaran, ¿El condominio tendría que anunciar una especie de cierre técnico? ¿Cómo podrá el administrador cumplir con los compromisos laborales de vigilancia y conserjes, el pago de los servicios básicos y de mantenimiento que beneficia a los vecinos aislados en sus apartamentos?   La sensatez tiene que privar sobre lo individual. Tibaire Altuve abogada de MiCondominio.com nos dice; “Las cuotas de condominio no constituyen un servicio, son una obligación derivada de vivir en comunidad, tenemos la obligación de pagar el mantenimiento y conservación de las áreas comunes”

Si bien es cierto que no hay actividad económica normal y que muchas familias no están generando ingresos, también es cierto que todos estamos instalados en nuestros hogares, consumiendo servicios y resguardados, es el sitio donde estamos pasando las 24 horas del día. Es nuestro hogar, ¿Acaso no merece nuestra consideración?

En el caso de los condominios comerciales, es el lugar donde esta nuestro negocio establecido y protegido a pesar de no estar abierto. Entonces, si tenemos valores y somos conscientes de la realidad, lo menos que podríamos hacer es apoyar para que nuestro espacio siga en buenas condiciones para nuestro bienestar. Es un tema de sentido común y responsabilidad.

Y aquí volvemos a las mayorías, si usted es de los que considera que se merece un buen lugar para vivir, que el dinero que usted aporta mensualmente es necesario para que las cosas sigan funcionando, entonces no se una a las mayorías que se aprovechan de una circunstancia especial para no ser responsables con sus obligaciones.

La sugerencia es sincerar sus cuentas en el hogar, priorizar los gastos y entender que pagar el condominio es parte de esos gastos fundamentales, pues se trata del lugar donde su cuarentena se está llevando a cabo. Si, por el contrario, realmente tiene serios problemas económicos para cumplir con este compromiso de pago, converse de buena manera con su administrador haga una propuesta y lleguen a acuerdos. Estamos seguros que conversando todo es posible.

Danitza Suárez Salas

@kminteligente

elkminteligente@gmail.com