jueves, junio 13, 2024

Honrando a las abejas y a sus investigadoras: Un llamado a la solidaridad y la protección.

En el marco del Día Mundial de las Abejas, que se celebra cada 20 de mayo por decreto de la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 2017, Venezuela da un paso histórico al declarar a Upata, capital del municipio Piar, Estado Bolívar, como un santuario para estos vitales animalitos.

Conscientes de la importancia de esta celebración, en Comunicación Continua, tuvimos el honor de conversar con Dra. Patricia Vit, profesora de la Universidad de Los Andes. Esta mujer inspiradora, inteligente, y dedicada nos brindó un espacio en su apretada agenda para compartir sus amplios conocimientos sobre el fascinante mundo de las abejas.

Dra Patricia Vit.

La Dra. Vit es una incansable defensora de las abejas, y conocemos su impecable trayectoria en el ámbito científico. Posee un profundo interés en la composición química, la bioactividad y el perfil sensorial de la miel de Apis mellifera, y las producidas por las abejas sin aguijón de la tribu Meliponini. Ella nos recuerda la importancia de proteger a las abejas, no solo por su papel fundamental en la polinización y la producción de alimentos, sino también por ser indicadores de la salud de nuestro ecosistema. Tres nuevas especies fueron generosamente nombradas en su honor, dos de ellas usando el epíteto vitae de Patricia Vit. Ha escrito libros, ponencias, discursos, es una verdadera experta en la materia, pero hay algo muy singular en la figura y personalidad de Patricia Vit, es una científica-poeta, por esa razón las respuestas que encontrarán en esta entrevista están cargadas de palabras hermosas y de sentimientos entrañables.

Upata, Santuario de Abejas

Con gran entusiasmo, nos complace anunciar que la Dra. Patricia Vit, nos representará en Upata en el marco del Día Mundial de las Abejas este lunes 20 de mayo. La profesora, ofrecerá una ponencia titulada «Las primeras abejas del planeta (Meliponini) inventaron la miel y amamos estudiar la calidad de sus productos en potes de cerumen.»

Este evento reunirá a un grupo de entusiastas y expertos en estos fascinantes insectos, quienes se congregarán para reconocer su invaluable contribución a la humanidad. La presencia de autoridades en la materia y la calidad de las ponencias convierten a esta cita en una oportunidad imperdible para profundizar en el conocimiento de las abejas y su importancia para el equilibrio ecológico y para la vida sobre el planeta tierra.

Patricia Vit: una científica-poeta.

La trayectoria de la Dra. Patricia Vit la posiciona como una referente indiscutible en el ámbito de la apicultura. Autora de libros, ponencias y discursos, la Dra. Vit destaca no solo por su rigor científico, sino también por su sensibilidad poética. Sus palabras, cargadas de belleza y afecto, nos invitan a sumergirnos en el maravilloso mundo de las abejas y apreciar su papel fundamental en la preservación de nuestro planeta.

Patricia advierte: Debemos “cuidar la luz de los investigadores auténticos con una solidaridad sin límites”.

Entre abejas te verás.

Conversar con Patricia Vit es una grata experiencia, mantiene una sonrisa en su rostro, demuestra con alegría , una pasión sin límites por sus abejas y quiere que nos contagiemos de ese sentimiento. Entonces, le preguntamos:

-A.E.: Doctora, usted ama profundamente a las abejas. ¿Podría contarnos las razones de este profundo amor?

-P.V.: ¿Me preguntas por qué siento un gran amor por las abejas? La verdad es que no es una elección, Arinda. Las abejas sin aguijón nos eligen a nosotros, nos atraen con su naturaleza sensual, revelándonos su esencia gota a gota a lo largo de los años. Cada encuentro con ellas es una emoción aún más intensa, permitiéndonos entender cuánto nos falta por aprender. 

-A.E., ¿Hay toda una comunidad científica estudiosa del tema?

Sí, y en este camino, aparecen colegas de todo el mundo como enviados del cielo, compartiendo información y conocimientos que jamás podríamos obtener en nuestra Venezuela, donde los recursos para la ciencia son escasos y el acceso a bases de datos científicas es limitado.

Patricia continúa diciendo : «He recibido tanto amor y apoyo de colegas cercanos y lejanos, que es inevitable que ese amor se refleje en mi trabajo. A todos ellos les agradezco, pues han nutrido mi ciencia. Sin embargo, también es necesario estar alerta ante aquellos que pretenden dañar nuestro trabajo. Es fundamental proteger el estado de paz por los avances logrados en nuestro tiempo, tanto para nosotros como para las generaciones futuras. La impecable literatura científica sobre abejas sin aguijón de Venezuela, no debe ser alterada por individuos malintencionados. Debemos cuidarla y protegerla. Lo que brilla con luz propia, nadie lo puede apagar. De eso se trata- señala la profesora con toda sinceridad- de “cuidar la luz de los investigadores auténticos con una solidaridad sin límites'».

Abejas que susurran poesía.

Con su alma de poetisa, la Dra. Vit nos confiesa: «Aquí, en medio de las abejas, siento como si ellas me susurraran palabras que no puedo usar en el lenguaje científico. Me divierto mucho observándolas, las ideas fluyen libremente y mi experiencia científica se convierte en una guía para una poesía más cercana al idioma de las flores y a la danza de las abejas. La evaluación sensorial, por otro lado, ha sido una experiencia sorprendente e intensa, como un viaje en el tiempo donde se graban los recuerdos de descriptores particulares que clasificamos en familias por su afinidad floral-frutal, fermentado, amaderado, de nido o industrial».

-A.E.: En este mundo tan complejo en el que vivimos, ¿qué te preocupa más?

-P.V.: Me preocupa principalmente la supervivencia de la humanidad. Al ver las guerras tan intensas que se desatan en diferentes continentes de nuestro planeta, creo que es posible que nos exterminemos antes que las abejas. Ellas, por su parte, han demostrado una gran capacidad de adaptación. Los dinosaurios del Cretácico Superior ya no existen, pero los descendientes de las abejas que vivieron en esa época son las abejas sin aguijón. Su uso asombroso de los recursos naturales y su plasticidad les han permitido desarrollar soluciones caleidoscópicas para la construcción de nidos, tal vez para reducir la competencia, en múltiples cavidades de árboles, rocas, bajo tierra, nidos expuestos, etc. Su comportamiento, ya sea tímido o agresivo, la selección de alimentos y su procesamiento diferenciado, así como la arquitectura de sus nidos, son aspectos que me fascinan y que sigo estudiando.

-A.E. Patricia: ¿Podría contarnos alguna anécdota especial de su largo y fascinante viaje por el mundo de las abejas?

P.V.: Anécdotas hay muchas. No soy una entrevistadora habitual, pero cuando el CDCHTA-ULA nos permitió invitar al profesor JMF Camargo para una conferencia en el departamento de Ciencia de los Alimentos en el año 2008, no pude resistir la tentación de preguntarle, conociendo su sensibilidad y su vasta experiencia observando y dibujando nidos de abejas sin aguijón en la selva, si alguna vez una abeja le había hablado. Su respuesta me conmovió: «Todo lo que sé de biología lo he aprendido de las abejas.» ¿Qué te parece? Así es el contacto directo de quienes aman y respetan a las abejas: nunca dejan de aprender de la sabiduría de estas sociedades organizadas.

-A.E.-Patricia: Acabas de regresar de Brasil. ¿Podrías contarnos sobre esa experiencia?

P.V.: En el reciente Simposio de Meliponicultura de Bahía, donde tuve el honor de participar como invitada especial, recibí de regalo un hermoso libro ilustrado, obra de la etnoecóloga MSc Isabel F Modercin, en colaboración con reconocidas autoridades de la meliponicultura en Bahía, el Dr. Rogerio MO Alves, y en Amazonas, la Dra. Gislene Carvalho-Zilse. Al final del libro aparece la frase «Escuela de Meliponicultura, donde las abejas enseñan». Esta coincidencia me pareció un detalle maravilloso para seguir aprendiendo de las abejas y sorprendiéndonos con su inagotable fuente de sabiduría, lo que me llena de entusiasmo. Y añade: «Contacto directo”. Es como cuando te enamoras –explica la profesora- -y quieres estar con la persona amada todo el tiempo posible. Con las abejas pasa lo mismo,  las observas cuando llueve, cuando hace calor, cuando hay un eclipse. Sientes el deber de  protégelas de los fumigadores contra el dengue. Aprendes cada día más, a tu ritmo, con quienes las cuidan. Lee, conoce su miel y polen fermentados, los diferentes tipos de cerumen y propóleos. Comparación de nidos de distintas especies. Dialoga con sus guardianes en la selva, con los campesinos que han aprendido de sus padres y abuelos sobre sus usos medicinales, su preparación sola o con otros productos naturales, y las artesanías que se elaboran con ellas. Observa las formas de entrada al nido, la cámara de cría, las estructuras internas de su arquitectura, el olor del nido, el color, tamaño y forma de sus vasijas de cerumen para la reserva de miel y polen.

Para finalizar, la Dra. Vit, nos dice: «Degustar mieles es un ejercicio infinito para comunicarnos con este néctar modificado por las abejas sin aguijón en sus vasijas de cerumen, donde se produce una alquimia entre las flores y los microbios asociados, participando en fermentaciones similares a las de alimentos como el yogur, el queso, el vino, y la salsa de soya. «Con calma, la miel te besa». Alfa Bet.»

Gracias, doctora Vit, por este fascinante y poético viaje al interior del mundo misterioso, y aún desconocido de nuestras amigas, las abejas. 

Comunicación Continua saluda y felicita a todos los apicultores de nuestra región andina, quienes día a día cuidan y consienten a sus abejitas para que san felices.

Redacción: Arinda Engelke. C.C.

19-05-2024