Innovaciones financieras: Cashea, la luz del crédito al consumo

En los últimos meses las redes sociales (RRSS) fueron el canal de comunicación que logró posicionar y consolidar una innovación financiera que supo leer el mercado venezolano, entender las necesidades de los ciudadanos y promover una solución en materia de crédito al consumo. Esta innovación es nada más y nada menos que Cashea.

Si bien es cierto que al ingresar a las RRSS podemos encontrar distintos tipos de opiniones sobre el startup Cashea y el modelo de negocio que ha venido implementado en nuestro país, nada mejor que empaparnos un poco del tema con la información oficial de su página web www.cashea.app

Cashea se define como una alianza de red de comercios que permite comprar hoy y pagar después en cuotas sin interés, pagando una inicial y tres (3) cuotas iguales cada 14 días. Su CEO y cofundador Pedro Vallenilla, comenta en una entrevista en el canal de Youtube de Luciano Finanzas, hecha el pasado mes de noviembre, que han logrado contar con una red de más de 300 comercios afiliados, y tener posicionamiento físico en ciudades como Caracas, Valencia, Barquisimeto y Lechería. No obstante, gracias a que es una aplicación móvil, cualquier persona que se registre y reciba la aprobación, podrá realizar compras desde cualquier parte de Venezuela gracias al e-commerce.

Uno de los datos más relevantes que ha presentado el CEO de Cashea es el nivel de morosidad, el cual para el mes de noviembre “con más de 2 millones de elementos de repagos tienen una morosidad del 1,8%, lo que dentro de la industria del Fintech es muy favorable y saludable para este negocio”. La meta del equipo de Cashea era poder contar a finales de 2023 con más de un millón de usuarios; lo que no fue mayor problema, ya que implementaron una política de referido que le permite a los usuarios mejorar su calificación e ir incrementado su línea de crédito, por cada nuevo usuario que descargue la aplicación.

Aunque el crédito realmente lo termina ofreciendo el comercio, Cashea en sus términos y condiciones dice ser el responsable ante el impago de alguna cuota de sus usuarios; lo que lo convierte en, calificador de riesgo al momento de aprobar la cuenta a un usuario, prestamista en la circunstancia que el usuario no pueda cancelar, y en recuperadora, ya que ante los procesos de mora existe un cargo o comisión fija de reactivación de 4 USD, que por cierto, dichos pagos son ejecutados a las cuentas de los comercios y luego transferidas a las cuentas de Cachea.

A lo largo del artículo hemos podido definir a Cashea como innovación financiera, Startup, Fintech o App, ya que bajo cualquiera de estos conceptos debería estar regulada por la Superintendencia del Sector Bancario de Venezuela (SUDEBAN) y cumplir con la resolución N° 001.21 del 4/01/2021, contentiva de las normas que regulan los servicios de tecnología financiera (FINTECH). No obstante, en la página del ente regulador sólo se evidencia una licencia Fintech a la empresa Pago Chinchin, lo que hace pensar que el equipo de Cashea ha logrado encontrar un espacio gris en la normativa vigente que por ahora le permite operar.

Sin embargo, el pasado 29 de diciembre la SUDEBAN emitió una nueva norma, que regula estrictamente el uso de computación en la nube en la banca y en las empresas Fintech; lo que puede suponer que de alguna manera dicho ente decida monitorear más de cerca este modelo de negocio, dado el uso intensivo de la nube que podría estar efectuando el equipo de Cashea. Aunque Cashea en su portal deja saber que la información viaja encriptada, al momento de que el usuario realiza el primer pago se solicita subir por medio de la App una foto de la factura, al igual que las capturas de los pagos de las cuotas pendientes, lo que se traduce en datos sensibles de cada usuario.

Solo queda esperar y hacer uso consciente de este tipo de aplicación, ya que aunque parezca simple y sin importancia entrar en mora, esta será la primera ventana para construir un nuevo score (record) crediticio ante la posibilidad del open banking que se espera para los próximos años en nuestro país. Entendiendo que el Open Banking se presenta como un modelo que permitirá el intercambio de la información financiera de los usuarios entre los distintos tipos de instituciones financieras. Información que será compartida a solo a voluntad del usuario.

Econ. José Luis Portillo

04-02-2024