Intensivos ULA dependen de llegada de recursos y autorización para adquirir insumos

La reciente visita de la Viceministro para el Vivir Bien Estudiantil y la Comunidad del Conocimiento, Eulalia Tabares, a Mérida  donde manifestó que los recursos para los intensivos serías enviados a la Universidad de Los Andes.

Las discusiones del Consejo Universitario de este lunes 11 de julio de 2016, tomaron gran parte de tiempo en este aspecto que es de interés del sector estudiantil.

“Lo    que no sabemos es si ese dinero va a llegar en el tiempo oportuno y las condiciones apropiadas para que se ejecutados en lo inmediato y se realicen los intensivos en los tiempos estipulados”

Los tiempos para la licitaciones y compras de insumos están bien demarcados y tras cumplir este cronograma se llegaría a finales de agosto para poder adquirir insumos (Papel, tinta, desinfectante etc.).

El equipo de licitaciones de la ULA estuvo presente en el CU y explico con claridad lo concerniente a estos pasos.  La vía posible  – de llegar los recursos- es la consulta de precio o la adjudicación directa, dependiendo de los tiempos de recepción de los recursos para argumentar tales vías y su autorización por parte de la Oficina de Planificación del Sector Universitario, (Opsu).

Comedor corto

Se conoció también que le llegada de recursos para los comedores solo alcanza para cubrir 10 días del mes de julio, por lo que seguramente la última semana del presente mes no habrá servicio para los estudiantes.

Inhibición

Cómo denso y complicado fue calificado el CU, tras las aseveraciones de una Juez que  según el rector Mario Bonucci,  esta  alegó públicamente que en materia jurídica  “La ULA va a llevar palo”, motivó a que el equipo de juristas ulandinos proceda a

a proceder a solicitar al inhibición de esta funcionaria en todos los casos que propicie la Universidad.

Violencia

Los acuerdos contra la reciente violencia en el Núcleo Rafael Rangel de Trujillo, fueron asumidos por el CU, rechazando tales actos delictivos a la sombra de la impunidad y reiterando el llamado al gobernador del Estado Trujillo, a la policía y seguridad ciudadana para que garantice el orden y la seguridad en las adyacencias de este recinto universitario.

La llamadas a cuerpos de seguridad no fueron respondidas con sentido de oportunidad. La respuesta policial, solo apareció mucho después de los destrozos de vehículos, el robo de parte de los alimentos del comedor, golpiza y amenaza con arma al vicerrector del núcleo entre otras acciones violentas.

Prensa ULA/DEFS/Fotos Ramón Pico