jueves, junio 13, 2024

La Aprendiz..La nueva cara de la crisis económica: las personas venden sus libros para cubrir necesidades básicas.

El que aprende, pero no piensa está perdido. El que piensa, pero no aprende está en gran peligro. Confucio.

María Cecilia,acaba de llenar una maleta con varios libros de su amada biblioteca. Desde niña fue ávida lectora, durante sus estudios mantuvo la costumbre y ahora, como profesional, solía ir a las librerías cada mes y comprar obras, sin detenerse a pensar en su presupuesto. Hoy, María Cecilia, necesita desprenderse de muchos de sus tesoros porque la innegable y angustiante situación económica del país, la obliga a buscar algún dinero extra a fin de cubrir los gastos cotidianos porque el sueldo no le alcanza. Ella, con la nostalgia prendida en el alma, busca quién le ofrezca un preciojusto, porque sus libros están “muy bien cuidados y son excelentes”.

Desde que la crisis se agudizó y empezó a sentirse condesgarradora fuerza en los bolsillos, las personas han tenido que recurrir a la venta de sus objetos más preciados, y los libros son una opción. Sin embargo, no es nada fácil deshacerse de ellos porque entre otras razones: son valiosos, son un símbolo de estatus, de cultura, de sabiduría y en la mayoría de los casos forman parte de nuestra historia de vida.

Martín Szinetar, docente universitario y dueño de la librería Nexos, que nació en el año 2001 bajo el concepto de venta de libros usados, corrobora que cada día son más las personas que se acercan a su negocio a ofrecer sus libros. Él, junto a su socia, Milagro Vielma señalan las razones principales, que, a su juicio, están causando este fenómeno, el cual podríamos llamar inédito en Venezuela. Al respecto, aseguran que es indudable el impacto de la grave crisis económica y el deterioro de la calidad de vida que obliga al venezolano a explorar nuevas formas para generar ingresos extras, y una de ellas es, sin duda, la venta de sus libros.Además, son muchas las familias que están abandonando el país en busca de mejores oportunidades y ante una mudanza definitiva “hay que negociar los libros, no hay otro remedio. El dinero hace falta y escasea.

Antes de producirse este fenómeno de la venta masiva de libros por parte de profesionales, estudiantes, amas de casa, se donaban los libros a bibliotecas, o a instituciones de diversa índole, e incluso se regalaban, pero ahora, nada que ver con el pasado, hoy en día la consigna es “tengo que vender mis libros”.

Según el profesor  Heberto Albornoz de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la ULA ,lector acucioso y cliente asiduo de las librerías de Mérida, el motivo principal que podría explicar este fenómeno es la necesidad de liquidez para adquirir alimentos y artículos de primera necesidad.No obstante hay otros como : salir de objetos que ya no se usan, mudanzas, éxodo de jóvenes a otras partes del mundo, hijos que no valoran la herencia de sus padres en cuanto a la biblioteca familiar por estar inmersos en las nuevas tecnologías.

La psicóloga María Da Silva de la Universidad Central de Venezuela nos explica que cuando se trata de sobrellevar una situación económica precaria debemos ser creativos y encontrar fórmulas que nos permitan seguir a flote. “Si la opción es vender tus libros, no te sientas culpable, piensa en que ya tú los disfrutaste y que ahora, otras personas también tendrán la oportunidad de hacerlo.

Hasta el próximo aprendizaje.

Por: Arinda Engelke