La Casa Roja-Rojita

Por: Jesús Elorza…

En la segunda reunión de la Asamblea Prostituyente, tomó la palabra o mejor dicho el garrote o mazo, el todo poderoso Diosdado. Con su voz de mando, comenzó sui intervención agradeciendo a su camarada Nicolás el gesto de asignar las instalaciones de la cancillería para el funcionamiento de la nueva organización encargada de ahora en adelante de todos los poderes públicos. Sin embargo, dejo muy en claro, que el lugar correspondiente era el Palacio Legislativo, una vez expulsados los oligarcas y golpistas de la derecha opositora.

Este gesto, de asignarnos como sede a La Casa Amarilla, lo acepto a regañadientes y lo veo como una concesión que se le esta dando a la derecha reaccionaria. Hemos debido, completar, tal cual como estaba previsto, el asalto a sangre y fuego del palacio legislativo, proceder en consecuencia a expulsar, detener o aniquilar a Julio Borges y su comitiva de diputados e instaurar el Poder Revolucionario de la Prostituyente.

Secándose el sudor y golpeando el escritorio con su mazo, continuó su exposición Diosdado: Apreciados camaradas milicianos aquí reunidos, quiero hacer un poco de historia que nos permita justificar nuestra presencia en la nueva sede. Si bien es cierto, dijo leyendo una chuleta que le había preparado su asistente el profesor Hurtado, que la Casa Amarilla bautizada inicialmente como La Casa del Cabildo, fue escenario de los acontecimientos del 19 de abril de 1810, cuando desde sus balcones el canónigo José Cortés de Madariaga hizo una señal al pueblo de Caracas para que repudiara al Capitán General Vicente Emparan, en lo que se conoce como el Primer paso a la Independencia de Venezuela. Ahora, nuestra obligación revolucionaria, es la de torcer el curso de la historia y por lo tanto el simbolismo que vamos a emplear, será el Padre Muna Molina (perdón es Numa, pero como pide real a cada rato, le puse Muna)  gritándole a Trump desde el balcón: Uh Ah, Maduro no se va……..aplausos de las focas presentes.

Igualmente, me señala mi amigo historiador Profesor Hurtado, que si bien es cierto que este lugar fur pintado de amarillo por expresa orden del General Linares Alcántara, primer presidente huésped de este lugar. No menos cierto es que ese color, representa al Partido Liberal de la época. Por lo tanto, es nuestro deber, decirle al mundo entero, que nuestra revolución no tiene nada que ver con el liberalismo explotador y reaccionario. En consecuencia, por orden de nuestro General en Jefe, propongo que cambiemos el color de la sede por el de Rojo-Rojito con el que siempre hemos sido identificado a lo largo de nuestro proceso revolucionario……..aplausos de las focas presentes…..la Presidenta prostituyente, interrumpe para decir que todas las propuestas del camarada Mazo Diosdado son aprobadas por unanimidad sin necesidad de someterlas a votación porque recogen el sentir de todos…..aplausos de las focas presentes.

Gracias, camarada presidenta, para terminar quiero solicitar que mi oficina sea ubicada en la planta baja del edificio, lo mas cercano a la puerta de salida.

-¿Y eso por que? pregunta la presidenta.

Gua pues, no vaya a pasarme lo de Cipriano Castro y tenga que lanzarme con un paraguas desde el balcón por culpa de un terremoto. En nuestro caso, el movimiento telúrico puede ser democrático y no creo que el paraguas cubano me vaya a ayudar…..no hubo aplausos, por el contrario, los diputados empezaron a buscar espacio para sus oficinas, también en la planta baja.

No habiendo otro derecho de palabra, se da por terminada la sesión.

El personal de limpieza del salón, comentaban entre si, el monologo debate del día. Uno de ellos, cursante de Ciencias Sociales en el Pedagógico de Caracas, señaló que el Profesor Hurtado, siempre en su discurso pasa por alto que “Originalmente, la Casa Amarilla, sirvió como sede de La Real Cárcel de Caracas” y a lo mejor  la Casa Roja-Rojita y sus prostituyentes inquilinos terminan enjuiciados y condenados por la justicia.