jueves, junio 13, 2024

La Diosa de La Templanza

La Diosa de La Templanza

Por: Gerard Páez Monzón  @H2HeETALORS

No es como el Espíritu Santo que está en todas partes. Su presencia se percibe a través de la calidad de vida de la sociedad  y sus miembros la perciben a través de la calidad de sus consciencias.

Crearé esta definición y condición como Templanza: El éxito en hacer cumplir lo propuesto como contrato, aprobado y firmado por las partes. La Templanza es una realidad tangible si y solo si, el éxito del contrato sucede. Es un «To be or Not to be».

En una sociedad, la intensidad de la Templanza se da  en función del número de sus organizaciones  engranadas con el contrato donde su principal «virtud moral  regula la atracción por los placeres, y procura el equilibrio en el uso y disfrute de los bienes creados.”, y  “asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los límites de la solidaridad» entre sus miembros en el convivir. TIP1:  Mida la Templanza de un país observando la conducta alrededor de un semáforo. Sin Templanza en la autoridad,  se irrespeta el derecho del prójimo,  solo por el deseo personal de avanzar.

Por lo que el temple de la Templanza está basado en el espacio de libertad y sobrevivencia del individuo y llega a templarse hasta la raya de libertad y sobrevivencia del prójimo,  del colectivo. TIP2: Mida el temple de la Templanza de un país observando por donde transitan los motorizados. En Venezuela es más importante la lástima por el motorizado que la seguridad del colectivo.

Esto hace que se deba nutrir constantemente la Templanza con la orientación hacia la voluntad del país (institución), representada por el colectivo humano y no hacia la voluntad del individuo transformando los contratos en unas «Botellitas de Consciencia» colocadas y dispersadas en el camino de la vida en la sociedad, y que se destaparán por la Templanza. TIP3:Observe su propia consciencia despertar al manejar en unos países(ej.EEUU) y en otros no (ej. Venezuela). El error lo paga la víctima (Venezuela) ó el victimario (EE.UU.).

Si algunos individuos ven la Templanza como un estado represivo, no podríamos negar que el caos es un estado represivo igualmente.  La diferencia entre éstos dos estados represivos, si aceptamos ambas premisas, es que la proveniente de la Templanza, se contiene con la educación, el respeto, y la comprensión del fin superior;  mientras la proveniente del caos se contiene con la oración, la suerte, y la pelea continua. TIP4: Alterne y observe entre el ser peatón y ser conductor en diferentes países.

La Templanza además genera empatía (cooperación natural) entre sus miembros, mientras que el caos genera viveza. Estas dos realidades deben percibirse como columnas de la estructura de vida de una sociedad.  Una institución «Templada» hace que esta organización se mueva hacia los individuos y no los individuos hacia ella. TIP5: Compare el movimiento entre un cargo público y uno privado.

Y para terminar templando la reflexión,  existen dos colesteroles de la Templanza. Uno bueno, creado por la esencia democrática; y el otro muy malo, creado por la esencia dogmatizada. TIP6: Visite el Rectorado, encontrará individuos en huelga de hambre con la mayor valentía para la creación de “La Suprema Templanza” enfrentando en primera línea a una templanza con esencia dogmatizada, ofreciendo “La Vida x La Educación”.