La pobreza y el hambre empujan a niños venezolanos a caer en manos de las megabandas

La pobreza, el hambre, la violencia doméstica y hasta la deserción escolar son factores fundamentales que empujan a los niños, niñas y adolescentes a caer en manos de las megabandas que operan a lo largo y ancho del territorio.

  • Así ha quedado demostrado en el más reciente informe publicado por Cecodap y la Agencia PANA, «Esclavizar para delinquir», en el que se demuestra como desde los 10 años ya los menores de edad son captados por estas organizaciones que operan al margen de la ley.

Esta investigación revela cómo operaban las megabandas de alias ‘el Koki’, el ‘Garvis’ y ‘el Vampi’ en las zonas de El Cementerio, La Vega y La Cita 905, zonas populares del oeste de Caracas, para el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes.

Entre octubre y diciembre de 2021, los investigadores recabaron las historias de los menores de edad involucrados con estas megabandas, entrando en un panorama de trata de personas.

 

«El reclutamiento es una forma contemporánea de esclavitud», asegura Carlos Trapani, coordinador general de Cecodap, quién además señaló que tanto niños, niñas y adolescentes son captados por estos grupos criminales mediante el abuso de poder que se ejercen sobre quienes están en situación de vulnerabilidad.

El principal anzuelo de estas bandas sobre los menores de edad es la oferta de ingresos semanales en dólares, con los cuáles los menores de edad podrían cubrir necesidades reales o percibidas: alimentación, ropa y calzado. Esto último representa un símbolo de estatus social.

 

Asimismo, los reclutados, en su mayoría adolescentes, caen bajo la oferta de una «protección» que les oferta el pertenecer al «más fuerte», según las leyes de la calle.

La mayoría de los reclutamientos se dan por relaciones de vecindad e incluso familiaridad entre los reclutadores y los niños, niñas y adolescentes, pues de alguna forma todos forman parte de una misma comunidad.

Sin embargo, en casos como el de La Vega, para la toma de este territorio el Koki y los demás miembros de esta organización criminal, el reclutamiento se tornó masivo, bajo esquemas de inteligencia que les permitieran llegar directamente a quiénes tenían perfiles requeridos para involucrarlos en los delitos.

El informe reveló que la incorporación de niños, niñas y adolescentes a las megabandas tiene distintos grados de vinculación, asociación a cargos y funciones que conforman un verdadero escalafón. Mientras más se avance en «la carrera delictiva» más cercanos están a la muerte y mayores riesgos.

Existen al menos cuatro grados que se pudieron establecer a través de esta investigación en las bandas asociadas a estas barriadas caraqueñas, estos son:

  • Los mandaderos.
  • Los gariteros.
  • Los traficantes.
  • Los malandros.

Tal Cual

https://talcualdigital.com/la-pobreza-y-el-hambre-empujan-a-ninos-venezolanos-a-caer-en-manos-de-las-megabandas/

  • 30-03-2022