Contra la historia y contra todo pronóstico la selección de fútbol de Venezuela, la Vinotinto, saldrá la noche de este viernes 13 frente al pentacampeón mundial Brasil, anfitrión en su estadio “Morumbí”, con la firme intención de protagonizar con sus mejores jugadores que fueron reclamados de varios continentes por el seleccionador nacional, el director técnico portugués José Peseiro.

Tras cinco de entrenamientos en la cancha del Club Palmeiras (al final no se pudo hacer este jueves el reconocimiento oficial de la cancha, por el temor a la lluvia), los futbolistas venezolanos mostraron elementos para acoplarse en la cancha de sus rivales en la búsqueda de mayor protagonismo y, por supuesto, con el deseo de obtener los puntos que les son esquivos en este comienzo del Ciclo Clasificatorio del Mundial de Fútbol FIFA Catar 2022, en el que sufrió par de derrotas ante Colombia y Paraguay en octubre. 

Esta vez el equipo venezolano pudo tener más días de concentración, pese a que los jugadores fueron llegando por cuotas entre sábado y martes, lo cual deberán plasmar en la cancha paulista como un postulado obligatorio para romper con la cadena adversa.

Peseiro prefirió entrenar en la cancha del Palmeiras para evitar cualquier novedad con la lluvia, que el miércoles estuvo abundante en esta urbe brasileña, y completó sus rutinas por sectores ya con un plantel que conoce más.

Solo la ausencia de Yangel Herrera, suspendido para este encuentro, hizo variar los planes del estratega de la Vinotinto en la tarea de enfrentar al equipo anfitrión que dirige el técnico Tite, invicto en sus dos primeras presentaciones de este Premundial Sudamericano.

Las ausencias de Neymar y Coutinho, entre otros, en el bando verdiamarillo hará variar el esquema de sus rivales, para Peseiro el reto es inmenso en esta tercera presentación al frente del combinado venezolano que asumió en febrero pasado, aunque luego no pudo trabajar con la Vinotinto sino hasta el pasado mes de octubre durante el inicio de este ciclo clasificatorio sudamericano.

Así pues, la Vinotinto y José Peseiro van contra la historia que indica que en Premundiales todos los resultados han sido favorables a Brasil, con el recuerdo grato de un triunfo en un amistoso en Boston (2 goles por 0), durante el año 2008. PRENSA FVF/SAO PAULO