Maestros protestaron en Mérida exigiendo reivindicaciones salariales

Desde distintos puntos de la capital merideña, los maestros protestaron este 21 de octubre exigiendo reivindicaciones salariales justas para el  sector educativo a nivel nacional.
 
Con pancartas y con cantos, los educadores denunciaban la situación tan precaria por la que pasan los docentes. Mostraban a las personas que se acercaban, las condiciones en las que se encuentran físicamente, «no tenemos zapatos, no tenemos buena ropa para llegar a las instituciones, no tenemos dinero suficiente para comprar alimentos» manifestaban; agregando que el maestro que protesta también le está enseñando a las generaciones más jóvenes a luchar por sus derechos. 
 
El maestro Ramón Alí Contreras, presidente de la FVM en Mérida, y la licenciada Maricela Molina Secretaria General, manifestaron que los educadores no tienen las condiciones para llegar a las instituciones educativas, ya que no cuentan con un sueldo digno que les garantice la adquisición de lo mínimo indispensable para la subsistencia, no cuentan con seguro HCM, seguridad social, ni con los equipos de bioseguridad para reiniciar con las actividades.
 
Por su parte, Severio Dugarte, Secretario de la Legislación Laboral de Trabajo y Reclamo de Simvema, denunció que al sector no se le ha respetado su convención colectiva, ni cancelado los 280% de sueldo que se le adeuda desde el 2018, además de que, a nivel nacional, no se les ha atendido para hacer una mesa de trabajo y debatir la exigencia de un sueldo de 600 dólares mensuales para todos los educadores. 
 
En esta oportunidad participaron las Federaciones nacionales y regionales como: Fetramagisterio, Fetraenseñanza, SUMA, y la Federación Venezolana de Maestros. Cómo puntos principales de concentración estuvieron: Liceo Libertador y Escuela Básica Coromoto, luego se trasladaron hasta la Zona Educativa y a la Inspectoría del Trabajo, respectivamente. 
 
Se debe destacar que, los docentes estaban realizando un llamado a los educadores en general del Estado, a los padres y representantes y sociedad en general para que se unan y/o solidaricen con la protesta del sector. Redacción CC