Mérida vuelve a estar muy lejos de lo que siempre fue, la ciudad más limpia de Venezuela

Por: Angélica Villamizar…

Nuevo año, nuevas autoridades; y Mérida sumergida nuevamente en el caos de los desechos sólidos.

Hace aproximadamente seis meses mediante comunicado de prensa, la gestión saliente del ente encargado de la recolección de desechos sólidos en Mérida, informó sobre la integración del décimo camión compactador a la flota en funcionamiento, recordando que al iniciar la gestión solo en actas había la existencia de nueve camiones, que sin embargo, no existían físicamente y nadie dio cuenta de ello. Posteriormente, el gobierno regional entregó en comodato ocho camiones compactadores pero que se encontraban inoperativos.

Poco a poco fueron recuperando uno a uno hasta lograr tener una maquinaria con la cual permitió seguir operando para lograr limpiar la ciudad que un día fue, la más limpia de Venezuela.

Paralelamente, diseñaron rutas y horarios para lograr de alguna manera concientizar a la ciudadanía a sacar sus desechos sólidos un día específico de la semana, y no en cualquier momento, ya que como había tanta anarquía se creaba un desastre en las calles que trajo como consecuencia la proliferación de enfermedades producto de la contaminación generada. Se estaba observando que sí surtía efecto este proceso de recolección.

Empero, al terminar el anterior periodo de gestión y comenzar uno nuevo pero con nuevas personas a cargo, al parecer no se continuó con la aplicación de esas rutas y horarios; nuevamente se ven las calles de la ciudad colapsadas de basura, en las comunidades cuando ya estaban acostumbrándose a una cultura de sacar sus desechos por lo menos un día específico, ya no saben cuándo hacerlo porque no pasa el camión como lo venía haciendo regularmente.

Los ciudadanos ya no están informados; se generó una desorganización que está ocasionando molestia y suciedad. Así como las autoridades están en la obligación de rendir cuentas de su gestión, también es fundamental que informen realmente el estado del servicio de aseo urbano; cuánto son los ingresos mensuales que aporta la ciudadanía y en qué son ejecutados; además de la causa real del retroceso que se ha venido observando en cuanto a la recolección y el estado actual de los camiones.

No se trata de defender o estar en contra de ninguna parcialidad política, pero los merideños vieron sus calles y avenidas nuevamente limpias. Mérida necesita de un equipo técnico multidisciplinario, autoridades, expertos en materia de recolección y ciudadanía, que trabajen todos en conjunto con miras al bien común. Las comunidades organizadas son un factor esencial en esto, porque los vecinos son quienes sufren las consecuencias de tener sus sectores sucios, en mal estado y así se evitan de padecer de enfermedades.

Hay que tener en cuenta que el pago del servicio es lo que hace posible mantener las pocas unidades compactadoras en uso y que las autoridades hagan cumplir con lo que establece la ordenanza en esta materia, esto abarca también la aplicación de sanciones o multas de quienes no cumplen con esta normativa.

Mérida nos necesita a todos.

Correo: amvs286@gmail.com

06-01-2022 (70)