Mons. Luis Enrique Rojas Ruiz acompañado de varios sacerdotes y seminaristas presidió la Solemne Misa del Miércoles de Ceniza que contó con la presencia de un limitado número de fieles.

El Miércoles de Ceniza inicia la Cuaresma que es el tiempo para la conversión y preparación de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.

El Cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo Arzobispo de Mérida participó con la Homilía que envió en audio desde Roma donde se encuentra gestionando detalles y fecha de la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández Cisneros.

En esta oportunidad la Imposición de las Cenizas se realizó de acuerdo a las directrices que desde El Vaticano enviaron a las Conferencias Episcopales de todo el mundo.

Respetando el distanciamiento social, los fieles recibieron las cenizas en su cabeza y no de la forma habitual en la frente, evitando así todo contacto por las limitaciones que impone la cuarentena por la pandemia del Covid 19.

De esta manera la Iglesia merideña celebró solemnemente el Miércoles de Ceniza en la Basílica Menor “Inmaculada Concepción”, Catedral de Mérida.

 Freddy Criollo Villalobos- Fotos: Leo León

17/02/21