Netanyahu admite que Israel mató de forma “no intencionada” a los 7 trabajadores de la ONG del chef José Andrés

Jerusalén (EFE).- El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, admitió este martes que el Ejército israelí mató de forma “no intencionada” a los siete trabajadores humanitarios de World Central Kitchen (WCK), la ONG del chef español José Andrés, que fallecieron esta madrugada en la Franja de Gaza.

El Ejército israelí había anunciado esta mañana que una entidad independiente, el Mecanismo de Investigación y Evaluación de Hechos, iba a investigar el ataque.

Según reveló el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), Daniel Hagari, había hablado personalmente con José Andrés, fundador del grupo humanitario, para expresarle sus condolencias por las muertes de los trabajadores y comunicarle la apertura de una investigación.

La ONG anunció este martes la suspensión de sus operaciones en Gaza, después de confirmar que al menos siete de sus trabajadores fueron asesinados “en un ataque de las Fuerzas de Defensa de Israel”.

“El equipo de WCK viajaba en una zona desescalada en dos vehículos blindados con el logo” de la organización, dijo el grupo en un comunicado.

El ataque le costó la vida a un equipo humanitario formado por un británico, un polaco, un australiano y un ciudadano con doble nacionalidad estadounidense-canadiense, además de tres palestinos, según la propia organización

Pedro Sánchez “horrorizado” por el ataque, exige información

Se cree que se trata de los primeros trabajadores humanitarios extranjeros asesinados en la guerra de Gaza desde el 7 de octubre, y que ya se ha cobrado más de 32.800 víctimas, la mayoría mujeres y niños.

El ataque ha motivado las críticas de diferentes países, que han pedido cuentas al Gobierno hebreo.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha transmitido su apoyo al chef José Andrés, tras mostrarse “horrorizado” por el ataque sufrido por su ONG.

Sánchez se encuentra de visita en Jordania dentro de una gira por Oriente Próximo que incluye Arabia Saudí y Catar y ha conocido en Amán ese ataque.

El jefe del Ejecutivo español ha exigido a Israel que aclare las circunstancias de lo ocurrido: “Exijo y espero que el Gobierno israelí aclare las circunstancias de este brutal ataque que se ha llevado la vida de siete personas que sólo hacían cooperar”, ha señalado en un campamento de refugiados en Amán.

Trabajadores de World Central Kitchen junto a los cuerpos de sus colegas fallecidos el esta madrugada en un ataque, en el hospital Al-Najjar en Rafah, sur de la Franja de Gaza
Trabajadores de World Central Kitchen junto a los cuerpos de sus colegas fallecidos el esta madrugada en un ataque, en el hospital Al-Najjar en Rafah, sur de la Franja de Gaza, este 2 de abril. EFE/EPA/Haitham Imad

Críticas de la comunidad internacional

También el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, pidió este martes una investigación del ataque israelí.

“Rindo homenaje a los miembros del personal de WCKitchen que murieron en un ataque aéreo israelí en Gaza. Condeno el ataque e insto a una investigación”, dijo Borrell en su cuenta oficial en la plataforma X.

Por su parte, el Gobierno del Reino Unido expresó su profunda preocupación por la noticia de la muerte de un cooperante británico entre los siete fallecidos. Además, la ministra de Educación recordó, en declaraciones a la BBC: “ya instamos a Israel a hacer más para proteger a los civiles y permitir que la ayuda humanitaria llegue a Gaza”.

Atacado en Gaza un vehículo de la ONG  del chef español José Andrés
Estado en el que quedó el automóvil de la ONG World Central Kitchen (WCK) atacado en una carretera de Gaza. EFE/EPA/Mohammed Saber

Otro de los Gobiernos directamente concernidos, el de Australia, dijo por boca de su primer ministro, Anthony Albanese, que ha pedido a Israel “rendir cuentas” por la muerte de una trabajadora humanitaria.

“Australia espera una total rendición de cuentas por la muerte de trabajadores humanitarios que es inaceptable”, remarcó el mandatario al insistir en que se trata de “una tragedia que nunca debió ocurrir”.

En cuanto a Polonia, su ministro de Exteriores, Radoslaw Sikorski, informó este martes de que ha exigido a Israel explicaciones y añadió que su país “no aprueba que no se respete el derecho internacional humanitario y no se proteja a los civiles, incluidos los trabajadores humanitarios”.

Hamás e Irán condenan los “asesinatos” israelíes

La ONG norteamericana participó el pasado 15 de marzo en la llegada a Gaza de 200 toneladas de alimento y agua, inaugurando un corredor marítimo a bordo del barco del Open Arms, y pese a los llamados de la comunidad internacional y otras organizaciones humanitarias de que solo la llegada masiva de alimento por tierra, conseguirá paliar una hambruna inminente en Gaza.

El grupo islamista palestino Hamás ha condenado el presunto ataque israelí que se ha cobrado la vida en Gaza de estos siete trabajadores de World Central Kitchen, que, a su juicio, confirma “la política de asesinatos sistemáticos” de Israel.

“Este crimen confirma que la ocupación sigue insistiendo en su política de asesinatos sistemáticos contra civiles indefensos y contra los equipos internacionales de ayuda y organizaciones humanitarias”, dijo el grupo en un comunicado.

Mientras, el Gobierno de Irán atribuyó el incidente al “ejército terrorista sionista (israelí)”, un hecho que “merece una condena mundial”, dijo el portavoz de Exteriores, Naser Kananí, en la red social X.

Categorías02-04-2024