Observatorio de FundaRedes denuncia grave deterioro en la UNET

El abandono por parte del Estado venezolano, que no envía recursos adecuados para el funcionamiento y mantenimiento de las universidades venezolanas, fue constatado por miembros del Observatorio de Educación de FundaRedes en la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), la cual se encuentra en grave deterioro.
 
Gladys Chacón, coordinadora del Observatorio de Educación de FundaRedes, junto a Mackler García, director encargado de la organización y Angélica Angel, coordinadora regional de la Federación de Estudiantes por los Derechos Humanos (FEDEHU), recorrieron el campus universitario para verificar personalmente las condiciones en que se encuentra.
 
 Precisó que la falta de asignación del dinero que le corresponde a las instituciones constituye una flagrante violación al derecho a la educación gratuita, obligatoria y en óptimas condiciones como lo establece la Constitución y las leyes en el país.
 
Igualmente detalló que los autobuses están casi reducidos a chatarra. “De 28 unidades de transporte estudiantil solo pueden recuperarse 20%, ya que las demás han alcanzado un nivel de daños irreversibles, 80% de las baterías de baños están inservibles por múltiples razones”.
 
Además confirmaron que hacen falta más de 15 mil bombillos para iluminar todo el campus universitario y reponer alrededor de 300 metros de cable de alto voltaje que ha sido hurtado y que dejó fuera de servicio la mayor parte de las luminarias y sistemas de energía, así como la fractura en la fibra óptica que mantiene sin conexión a internet e incide en toda la operatividad de la institución.
 
Las filtraciones representan otro grave problema para la UNET, especialmente en el área de la Biblioteca, donde un hongo ha tomado gran parte de la sala y ocasiona severos inconvenientes que no permiten que este espacio sea aprovechado por los estudiantes, escenario que se repite en otros edificios donde los techos están también debilitados por la humedad e incluso podrían ceder.
 
Lo que ocurre en la UNET es un escenario que se repite en las demás universidades públicas del país, así como en escuelas y liceos, donde la falta de recursos para mantenimiento, la fuga de personal por los bajos salarios, y demás problemas derivados del abandono estatal, están acabando con la enseñanza en el país.
 
La profesora Gladys Chacón alertó que el Estado venezolano debe ser el garante de la educación pública de calidad, respetando el derecho a la educación de niños, adolescentes y jóvenes que está siendo vulnerado masivamente, y reiteró que debe cesar la asfixia presupuestaria que ha llevado a la destrucción de las casas de estudios de todos los niveles. (Prensa FundaRedes)
 
18-11-2021