Rondon Nucete: “Sin Autonomía no hay Universidad y sin Universidad no hay Nación”

no se han encontrado imágenes

Fotos: Carlos Raúl Lobo y Leo León

La clase magistral sobre la esencia de la autonomía universitaria, dictada por el catedrático Jesús Rondón Nucete, movió los cimientos de la conciencia entre los presentes. La mañana de este 24 de junio de 2013, vio en el patio del edificio central del rectorado de la Universidad de Los Andes, un nuevo momento que se entrelaza a la fecha histórica que demarca este día nacional. “Que estemos acá, justo este día no es casualidad, porque hace más de 200 años ocurría una gesta muy parecida a que tenemos ahora” inició Rondón.

“La Autonomía es proveedora de libertad de pensamiento, del enriquecimiento de las ideas, defensora de la libertad para escoger qué investigar y qué estudiar. La Autonomía en una universidad, es la que ha permitido impulsar el desarrollo de los países que propugnan esta condición de independencia. Una universidad sin autonomía no puede llamarse universidad, se le puede denominar como cualquiera otra cosa”.

Rondón Nucete cruzó en su clase magistral por  la historia de países cuyos regímenes totalitarios, decidieron arrasar con sus universidades, sus pensadores sus investigadores en las diferentes artes y ciencias. Recordó a Guzmán Blanco y  a Cipriano Castro como dos de los más grandes enemigos de la universidad venezolana.   Recorrió la terrible hazaña de Vladimir Ilich Lenin y su revolución  bolchevique quién expresó que para poder instaurar un régimen socialista había que anular el germen del pensamiento plural como lo eran las universidades. “Era necesario acabar con la inteligencia”.

Esta osadía empujó al exilio a unos 70 insignes hombres universitarios hacia Alemania, Francia, Inglaterra y los Estados Unidos. Uno de ellos, físico y matemático de la Universidad de San Petersburgo,  logró salir por Siberia hasta la China y de allí al Japón.  Finalmente este hombre cruzó el pacífico hasta suramérica y terminó en Venezuela (1944), justo en la Universidad de Los Andes, su nombre: Andres Zabrosky.

La clase magistral tocó diferentes experiencias que han vivido las universidades de países donde el régimen político del momento,  pisoteó la inteligencia de sus hombres y mujeres.  Tal es el caso de la Alemania nazi y su invasión a Polonia, la China de Mao Tse tung, los avatares de la Universidad de Salamaca e incluso la Universidad de la Habana después de ser trastocada en su esencia por la dictadura de Fidel Castro.

El catedrático increpó al gobierno que dice luchar contra el imperialismo, a aceptar que está entregando sus mejores profesionales a los Estados Unidos de Norteamérica, pues en Venezuela no tiene oportunidad alguna de desarrollar sus conocimientos e investigaciones. “La universidad ha estado recibiendo un ataque certero de parte del gobierno. En sus más de 14 años jamás ha construido una nueva universidad, ademas de someterla a un precario presupuesto que la ha desmejorado bastante pues a una universidad la define su excelencia”

Las frases más destacadas de esta clase magistral  que se difundieron por las redes sociales (@rectoradoula entre ellas) refieren:

“Sin universidad no hay país”  ”Las mejores armas de Venezuela son los universitarios y ahora al graduarse se van del país”  ”Si admitimos perder la autonomía perdemos la universidad y perdemos el país”  ”Ningún ataque contra las universidades ha perdurado”

“Quienes han atacado a la universidad han quedado en notas marginales de la historia nacional”

“Aquí hay heroísmo para mantener a la universidad venezolana y esos muchachos (los huelguistas) son la prueba de ello” “Por encima de la fuerza está la razón y eso es lo que hay que decirle al gobierno” “Sin universidad autónoma y libertad no hay posibilidad de desarrollo”

“De esta universidad salió quien defendió a la patria en la guerra de independencia y saldrá quien la defenderá ahora”   “Esta es la etapa más difícil de las universidades en la historia republicana”

“Aquí está en juego algo más importante que el dinero: está en riesgo la existencia de la universidad”  ”Quienes acompañan el ataque a la universidad: no olviden cuando marcharon por las calles de Mérida exigiendo autonomía”

“No traicionen su vida, no traicionen sus ideales, no sean recordados como traidores”

“Somos empleados de la Universidad de Los Andes, no somos empleados del gobierno de turno” “Podrán llenarnos, si así lo quisieran los bolsillos de lentejas, pero no venderemos nuestras ideas”

“La universidad perdona a quienes la atacan, pero no los olvidan” “La vida y la existencia de la universidad autónoma no está en venta” “…Y de esta Universidad saldrán los que defenderán la Patria…”

En las próximas horas tendremos insertado en este portal, el video completo de la clase magistral, a los fines de que puedan apreciar en su totalidad, la realidad histórica a la que nos corresponde hacer frente.

APULA en rueda de prensa

Ante los medios de comunicación la directiva de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (Apula),  explicó con argumentos y fundamentos las razones del conflicto vigente.  Reiteró esta asociación, las intenciones del gobierno de aniquilar la autonomía, así como mantener el desconocimiento de las Normas de Homologación, su insistencia en el injusto presupuesto universitario que no permite la reposición de cargos profesorales, la negativa de revisar y mejorar las providencias estudiantiles entre otras tantos puntos, que hoy son líneas de defensa de la comunidad universitaria de Venezuela.

“Este es un conflicto que permanecerá hasta tanto el gobierno razone y se siente a conversar con la representación de los más de 40 mil profesores universitarios de Venezuela”, dijo Luis Loaiza presidente de la Apula.

A la par de esta rueda de prensa, comenzaron a llegar las diversas concentraciones de ulandinos a las puestas del rectorado. Integrantes del Siprula, auparon a los huelguistas de hambre entre vítores y cantos. Igualmente el presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela Juan Requesens, visitó a los huelguista en horas del mediodía.

Prensa ULA/Danilo Figueroa