San Isidro Labrador, enséñanos a compartir el pan de cada día

El día de San Isidro Labrador se celebra cada 15 de mayo, es una tradición ancestral que honra al patrono de los agricultores.

El registro más antiguo de esta celebración proviene de los pueblos originarios que habitaban los alrededores de Lagunillas, en el estado Mérida.

En la época prehispánica, los indígenas celebraban la bajada del Ches, el dios de las aguas, la fertilidad y las cosechas, en la zona del monumento natural Laguna de Urao.

La fiesta de San Isidro Labrador en Lagunillas incluye cantos, danzas, procesiones con bueyes adornados y, por supuesto, el tradicional baile de Los Locos de San Isidro.

Los agricultores de las comunidades de todo el estado Mérida celebran la fiesta de San Isidro Labrador, la figura de San Isidro lleva en la mano una hoz y está rodeada de espigas de trigo, flores y frutos diversos.

En el Páramo de la Culata, la solemnidad es el rasgo distintivo, y se agradece a Dios con los frutos del campo, que se ofrecen como donativos para la iglesia y los necesitados.

En Timotes, los agricultores visten a sus bueyes con productos de la tierra y guirnaldas de flores para recibir la bendición después de la misa y salir en procesión con las yuntas de bueyes.

San Isidro Labrador es considerado el protector de las cosechas y los agricultores. Se le atribuyen fuerzas positivas sobre las cosechas.

Oración a San Isidro Labrador

Glorioso San Isidro,
tu vida fue un ejemplo de humildad y sencillez,
de trabajo y oración;
enséñanos a compartir el pan de cada día
con nuestros hermanos los hombres,
y haz que el trabajo de nuestras manos
humanice nuestro mundo y sea,
al mismo tiempo, plegaria de alabanza
al nombre de Dios.
Como tú, queremos acudir confiadamente
a la bondad de Dios
y ver su mano providente en nuestras vidas.
Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.
 
Redacción C.C.
 
15-05-2024
  •