Se necesita más que un tapabocas para contener el contagio con el Covid 19

Este fin de semana en varias ciudades del país, incluyendo Mérida, se ha observado mucha gente en las calles, avenidas, mercados, cuando se supone que desde hace 15 días estamos en cuarentena, y  la idea,  es quedarse en las casas el mayor tiempo posible como principal norma para evitar la rápida propagación del virus, como sí pasó en países donde la cuarentena se decretó tarde o los ciudadanos no hicieron el debido acatamiento de la disposición.

Sí, es verdad, que hombres, mujeres y niños, en su gran mayoría, está usando tapabocas, pero sabemos que esta no es una medida ciento por ciento segura cuando se trata de evitar el contagio por este virus,sobre el cual aún se desconocen muchos aspectos. Lo  que sí se sabe es que, el (2019-nCoV) es un virus respiratorio que se propaga principalmente a través de las gotículas que se generan cuando una persona infectada tose o estornuda y pueden quedar en superficies como pasamanos, picaportes, suelos. ¡Imagínense, entonces, cuántos contagios pueden producirse en lugares donde hay aglomeración de personas!  Esto es muy peligroso. La ciudadanía está creyendo que con solo usar tapabocas ya está evitando el contagio. No es así. Las mascarillas pueden ayudar a protegerse, pero, combinadas especialmente con las barreras de distanciamiento social.

Hablan los que saben

El doctor Imad Kansau, graduado en la Universidad de Los Andes en 1987, PHD en el Instituto Pasteur de Francia, y  quien actualmente está dedicado al diagnóstico y tratamiento de pacientes con Covid 19-explicó en una conversación telefónica con Leo León, en La Ciudad en la Radio, que “las medidas para escapar de esta pandemia, para frenar el pico elevado de contagios y de mortalidad, son las acciones de contención: encerrarse en la casa, mantener  el alejamiento social, más de 1 metro de distancia y el  uso de tapabocas, cualquiera sea. Lamentablemente, las acciones tardías que se tomaron con respecto al alejamiento social, ocasionaron que el virus se expandiera como pólvora  Un solo caso puede multiplicarse exponencialmente. La solución real en Venezuela, y es necesario que los habitantes tomen conciencia, es, evitar la transmisión, evitar el contacto con los demás. Entendemos, sentimos y compartimos que estar en cuarentena y acatarla no es una tarea sencilla. E encierro es a veces angustiante, pero lo que está en juego es nuestra salud y tratar de escapar de una enfermedad muy grave.

Uno a la vez.

La fórmula “una persona a la vez”, es una buena recomendación. Cuando se trate de ir a comprar alimentos, medicinas, es preferible que salga un solo miembro de la familia, y podrán ir turnándose según acuerdos preestablecidos. Será más fácil cumplir con las normas de higiene, desinfección al retornar al hogar. Lógicamente con las excepciones a las que haya lugar, como por ejemplo, una madre que no tenga con quién dejar a sus hijos, y aun así es preferible, que no exponga a los niños a la calle, a los grupos que se forman. De allí,  otra de las recomendaciones del doctor Kansau :” trate de hacer sus compras en los negocios de su localidad, para no tener que trasladarse a grandes distancias y por ende no se vea obligado a usar el transporte público.

Estamos viviendo, a nivel planetario una situación inédita para la cual tenemos muchas preguntas y muy pocas respuestas. Tratemos de seguir siendo disciplinados en el cumplimiento de las medidas de protección que sí están probadas y han dado resultados.

Sería absurdo negar que nos invada un poco la ansiedad. Lo  desconocido causa temor. Ahora más que nunca tenemos que hacer acopio de todo nuestro valor y fortaleza para sortear los días que van llegando con cada nueva salida del sol, porque todavía falta tiempo para que se despejen las incógnitas y la vida vuelva a la normalidad.

Y recuerden el coronavirus ya está en Venezuela, avanza y no tiene fronteras.

A.E.L.L.