Ser Genuino es Ser Startupneur

Gerard Paez

Por: Gerard Páez Monzón…

Ser genuino es vivir su propia vida, no la vida de otros. Es el palpitar del corazón más denso que pueda lograr algún individuo, por lo que no hay un segundo de desperdicio. Se vive sin experimentar el aburrimiento ó el esfuerzo, es un constante estado de creación y de motivación. Unos padres siendo genuinos en sus vidas, siempre aconsejarían a sus hijos de ser ellos mismos.

Una startup (empresa de arranque tecnológica) con una idea genuina puede darse el lujo de llegar de segunda a cualquier espacio, pues con esa cualidad, se llega al mercado por el ángulo de la innovación, ofreciéndose una ventaja con respecto a la primera que llegó, y que aparte de ser observada, está seguramente establecida rígidamente sobre su propio camino. Google NO fue el primero en el campo de la búsqueda por Internet, pero su propuesta fue genuina. Igual sucedió con Facebook en el campo de las redes sociales, llegó después de varias pero apareció con una propuesta diferente a todas las existentes, llegó y creció como si hubiese sido la primera y única.

La evolución de Darwin no es una teoría, es una ley en la selva tecnológica de startups, solo las más aptas son las que sobreviven. Un buen ejemplo es el éxito de la aparición de Internet en nuestra sociedad mundial. De todas las versiones genuinas aquellas cercanas a la necesidad serán las que más habilidad tendrán para sobrevivir, y entre éstas, la más centrada en el blanco de lo que la sociedad desea, será la de mayor probabilidad en el éxito del dominio del mercado.

Durante la década anterior existían en el mercado unas valiosas computadoras clasificadas como «Estaciones de Trabajo». Silicon Graphics Inc. y Sun Microsystems, entre otras, fueron dos excelentes representantes de esas máquinas, los precios rondaban alrededor de las decenas a cientos de miles de dólares, muy superior a unas máquinas que aparecían para ese entonces que se les denominaban como «Computadores Personales», entre ellas Apple y la IBM PC que rondaban los bajos miles de dolares. Las workstations eran esencialmente administradas por el sistema operativo UNIX, superior a unos tales CP/M, DOS, Integer Basic, usados en los computadores personales. Resulta ser que la máquina personal, a pesar de llegar de último para ese momento, fue la propuesta más cercana a lo que quería la gente. Es interesante observar, en conclusión, que el Internet aparece gracias a dos startups: Intel y Microsoft. Estos dos gigantes hoy, combinaron ofrecer la tecnología central para crear la computadora personal que logró penetrar el hogar, entrando a ocupar un espacio dentro de la sala de descanso, y así competir, en la función ocupacional de los miembros de la familia, con el tocador de discos, la radio, y la televisión. Al sembrar tantas semillas PCs por el mundo, el Internet apareció como un paso obligado y natural, por un simple soplo de vida. Es como luego de tener piernas (Manejadores de Discos), se logre caminar (inter-comunicar dos de ellos), para luego correr (Inter-comunicarlos a todos entre ellos).

Pero lo más genuino que debe vivir una idea, por consecuente una startup, es la pasión. Pasión genuina de la gente por querer tener esa idea en sus manos. Pasión genuina de los startupneurs por desarrollar el producto de valor proveniente de la idea en mesa. Pasión genuina de familia entre todo el equipo de trabajo de la startup. Esta pasión sincronizada impulsa a cualquier startup a crear el mejor valor del valor que intenta producirse.

Finalmente, lo más genuino que se debe vivir en una startup es la honestidad, especialmente consigo mismo.
@gerardpaezm