SOS Orinoco alerta sobre pérdida de bosques por minería en el Esequibo

La ONG SOS Orinoco alertó este martes que entre los años 2000 y 2021 se han perdido «al menos 135 mil 318» hectáreas de bosques tropicales en el territorio Esequibo, disputado entre Venezuela y Guyana, por causa de la minería de oro en la zona.

«Entre 2000 y 2021, el territorio Esequibo perdió al menos 135 mil 318 hectáreas de bosques tropicales. Esta destrucción supera la huella de la minería aurífera evidente en el estado Bolívar, donde la actividad minera es promovida agresivamente por la política del Arco Minero del Orinoco», denunció la ONG en un informe.

La organización identificó mil 499 espacios mineros dentro de este territorio en disputa, «lo que representa un total de mil 091 kilómetros cuadrados impactados por la actividad minera de oro».

Refirió que esta explotación equivale a una producción anual de oro estimada en 19 toneladas, para lo que se emplean, aproximadamente, 29 toneladas de mercurio cada año, según el reporte.

Costos incalculables

SOS Orinoco aseguró que esta actividad genera costos ecológicos «incalculables» y, además, afecta territorios indígenas y los derechos de las poblaciones asentadas en estos espacios.

«Los costos de este impacto ecológico son incalculables por la pérdida de servicios ambientales que esta región ofrecería en términos de bioprospección, reservorio de carbono, pérdida de productos madereros, no madereros, pérdida de recreación, de especies, entre otros», subrayó la investigación de la ONG.

Ante esto, la organización instó al Gobierno nacional a «ofrecer una alternativa a esta destrucción ecológica y cultural».

Hoy #5julio publicamos nuevo informe sobre minería de #Orodesangre en el #Esequibo donde #Guyana, como @NicolasMaduro, permite abuso de #DDHH de indígenas, #ecocidio #mercurio en el Escudo Guayanés. Este video es ejemplo de 1 de las tantas minas en la Zona de Reclamación: pic.twitter.com/hN3PeaHDIW

— SOS Orinoco (@SOSOrinoco) July 5, 2022

El pasado marzo, la ONG Fundaredes denunció las «constantes violaciones a los derechos humanos» y la presencia sin control de «minería ilegal» que, aseguró, tienen lugar en el Arco Minero del Orinoco (AMO) -ubicado en los estados Delta Amacuro, Bolívar y Amazonas- y que afectan, principalmente, a las comunidades indígenas asentadas en la zona.

EFE- 6-7-2022