martes, junio 18, 2024

Terminales de transporte improvisadas son la solución en Mérida ante el cierre de la “José Antonio Paredes”

Solución ante las manifestaciones violentas

Con el compromiso de garantizarles a los usuarios y usuarias del transporte público en la ciudad de Mérida, desde la misma hacia otras partes del estado y el país, las diferentes líneas de transporte que en situación normal prestan sus servicios desde la terminal terrestre “José Antonio Paredes”, se vieron en la necesidad de realizar su trabajo a riesgo en terminales improvisadas, ubicadas en el sector  La Vuelta de Lola y en el viaducto Sucre con la avenida Andrés Bello.

Esto debido a que esa terminal terrestre se ha visto afectada por las acciones fascistas de la derecha venezolana en Mérida, por lo cual tuvo que cerrar sus puertas la semana pasada.

Rafael Salcedo, conductor de la línea de transporte Fraternidad, señaló que ese tipo de situaciones representan un revés muy fuerte para las líneas de carga, porque no pueden cumplir con su función como debe ser y están en peligro la vida de sus vidas.

En cuanto al restablecimiento de las actividades normales en la terminal “José Antonio Paredes” de la ciudad de Mérida, dijo que no saben nada al respecto, porque las acciones violentas continúan y todavía no les  ha sido notificado por ninguna autoridad de la alcaldía del municipio Libertador, el reinicio de las mismas.

Por su parte, Gerardo Zambrano conductor de la línea de transporte Los Andes, señaló que con normalidad, dentro de lo que cabe, están prestando el servicio de transporte hacia los municipios Alberto Adriani, Tovar, Sucre y hacia Caracas, luego de realizar su respectivo trasbordo en El Vigía, para viajar a otras regiones del país.

Los conductores de diferentes líneas garantizan el transporte en ambas terminales improvisadas desde las cinco de la mañana hasta las siete de la noche, según lo destacó Zambrano. OCI