Tirso Alberto Meléndez

“Un hombre muerto, es un hombre elevado al estado absoluto de misterio”. Novalis

“El espíritu de los muertos sobrevivirá en la memoria de los vivos”

Diálogo: Película La Misión

Tirso Alberto Meléndez

Cocorote / Dic 23, 1940 – Mérida/ Mar 22,2024

84 años de intenso trajinar don del “Mal, lo hizo mal y el Bien, lo hizo Muy Bien”, Del Cocorote Yaracuyano, fruto de la fusión del alma noble de Doña Carmen y la imponente hechura de Don Blas, Tirso Alberto Meléndez, inicio su presencia vital  cultivando sueños,  delineando proyectos, realizando gestas y transmitiendo acertados consejos, donde el misterio siempre fue aliado, y la convicción espada vencedora en tantas batallas, que serán sus coprotagonistas quienes nos irán enterando al escribir sus memorias y registrar, como ya muchos lo hacen, la impactante influencia del tercio de Cocorote a quién hoy in memoria honramos.

De Cocorote a San Felipe, de San Felipe a Caracas, la Universidad Central de Venezuela lo acogió entre los destacados estudiantes de la Escuela de Ciencias Económicas y Sociales que abandonaron urgentemente sus aulas para ir en post del sueño latinoamericano de libertad, su juventud toda dedicada a la causa revolucionaria de la época de  los 60-70, siendo uno de sus principales comandantes, le llevó a recorrer en altísimas responsabilidades ganadas a pulso por su pensamiento y acción en las sierras venezolanas, donde no solo recorrió país, sino que cosecho sólidas amistades en todos los campos del quehacer humano, su periplo vital incluyo Latinoamérica, Europa y el Oriente Medio, por donde decanto realidades, que le llevaron a reconocer dignamente que sus intenciones nobles se enfrentaban a realidades crudas y distintas que le obligaron a asumir la derrota política y militar de esos sueños, donde el acervo patrimonial más relevante fue esa cosecha de experiencias y amistades que guio, oriento y estimulo para el desarrollo de los valores y  la cultura nacional.

Del misterio lógico de su juventud, al protagonismo discreto de su acción cultural, que se disparó desde la gesta del Congreso Cultural de Cabimas, y que no ha parado, aun cuando hoy le despedimos físicamente, su impronta esta indeleblemente marcada por siempre en su contribución a la proyección en el mundo de la vida y obra de Don Juan Félix Sánchez, con quien no solamente acarreo piedras para sus capillas, sino que proyecto su obra en la conciencia nacional, siendo uno de los principales motivadores para que se creará la Casa de la Cultura Juan Félix Sánchez y desde allí motorizar innumerables proyectos que involucró a muchas de sus antiguas amistades Francisco Prada y su Museo de Arte Popular escogido por él para con su colección inaugurar la Casa de la Cultura, los poetas, escritores, pintores, promotores y cultores Douglas Bravo, Carlos Contramaestre, Alberto Arvelo, Bayardo Vera, Cruz Ramon Galíndez,  Edgar Catire Larralde, Carlos Danez,  Bayardo Ramírez Monagas, Darío Ramírez, Corrado Canto Pacheco, Leonardo León, Nelson Arrieti, Luis Cornejo, El catire Nieto, Pedro Rincón Gutiérrez, Alberto Garrido, y afinar la idea inicial de Orlando Gutiérrez y Gloria Pargas de Gutiérrez de darle proyección y rescatar la cultural popular andina, y allí se gestó, en la amena conversa, la creación de la Fundación Casa de la Cultura Juan Félix Sánchez, que integró a todo el espectro cultural, político, social y universitario de los 80.

Desde ahí, la historia de estos últimos 40 años, de ideas producidas, apoyadas y pulidas por la mente estratégica de Tirso Alberto Meléndez, partiendo con el homenaje a los artistas populares del país inaugurando con la colección de Arte Popular del Museo Salvador Valero de la Universidad de los Andes desde Trujillo, el homenaje del pueblo de Mérida a Machera con su tumba recreada en la casa, incluyendo intercambios, convenios, colaboraciones y programas con la Dirección de Cultura de la Universidad de los Andes, Dirección de Cultura del Estado, Instituto Municipal de Cultura, Ateneo de Caracas, Museo Salvador Valero de Trujillo, Salón de Lectura Ateneo del Táchira, Museo Alberto Arvelo Torrealba de Barinas, Alianza Francesa Mérida y Barquisimeto, Facultad de Farmacia Universidad de los Andes, Instituto de Investigaciones Literarias Gonzalo Picón Febres, Departamento de Filosofía ULA, Federación de Centros Universitarios ULA, Escuela de Ciencias Forestales ULA, Consejo Nacional de la Cultura- Dirección General Sectorial de Desarrollo Regional, Centro Elbano Mendez Osuna de Tovar, Museo Carmelo Fernández de San Felipe, Museo Gran Mariscal de Ayacucho Cumaná, Congreso de Angostura Ciudad Bolívar, Casa Sixto Sarmiento Quibor, Unidad de Educación Media Tulio Febres Cordero Colón Táchira, Casa Guipuzcoana La Guaira, Fundarte, Museo de Petare, Instituto Autónomo Biblioteca Nacional, Fundación Kaui Mare del Libro Venezolano, Centro Difusor de la Historia de Trujillo ¨Dr  y Cnel Antonio Nicolas Briceño. Dando paso a la proyección de tallistas  como Victor González y Dionisio Araujo de Trujillo, Tadeo Rangel, Gonzalo Erazo, de Mérida, las obras de Josefa Sulbaran, Feliciano Carballo, Antonio Fernández El Hombre del Anillo, Domingo Antonio Gutiérrez, y un inmenso grupo de tallistas merideños que recibieron su apoyo destacando Omar Sánchez, el Niño de Los Nevados, que bajo la asesoría de Tirso Alberto Meléndez ideo la Radio Aldeas, el encuentro nacional de Arrieros, los talleres de talabartería en Los Nevados.

Tirso Alberto Meléndez, como miembro del Consejo Fundacional de esta institución y Coordinador General de la Junta Directiva hasta el año 2018, editor jefe del Fondo Editorial Ediciones El Tisure, creador de la Revista Legados, con las publicaciones institucionales estableció las líneas maestras de apoyo al quehacer unidad siendo un personaje fundamental en la Historia de la Casa de la Cultura, impulsó el  Festival del Violín de Los Andes como un encuentro entre la música clásica y la popular en Tovar,. La operación Tisure que involucró a los militares del Ejercito Venezolano del Batallón Justo Briceño al mando del teniente Páez en la recuperación de la casa de El Tisure sede de la obra arquitéctonico-religiosa de Juan Félix Sánchez, el  impulsó a la Ley Nacional de Artesanía que sirvió de plataforma para el primer encuentro de instituciones y personalidades en torno a la  Ley, con Juan Félix Sánchez, Don Luis Zambrano, Luis Mariano Rivera, José Antonio Abreu, Guillermo Morón, José Agustín Catalá, J.M. Briceño Guerrero, Armando Rojas Guardia, Rafael Arraiz Luca, Pepe Puerta (cubano), Luis Brito Garcia, Pedro Carrero y diversos encuentros más.

Capitulo especial su intervención en proyectos como el apoyo brindado al Festival del Cine Nacional donde se realizaron ocho exposiciones y cinco presentaciones de libros y documentales allí destaca la exposición El Ciudadano, La Plaza y El Arte que reunió por primera vez a los tallistas merideños con sus obras de gran formato en la Plaza Sucre de Milla inaugurado por el escritor Juan Liscano y la amenización de la banda marcial del Ejercito Venezolano  del Cuartel Justo Birceño 22 Brigada. Junto a ese hito cultural, el Festival Mundial de Payasos por la Paz, la operación Yohama Un  Millón de poemas en el cielo,  poesía mural sobre papel en el marco del Festival Nacional de Poesía, El Laberinto de la Paz, las jornadas fotográficas acciones realizadas  con Funda Imagen, la Universidad de los Andes, el Consejo Nacional de la Cultura y el Departamento de Cine de la Universidad de los Andes,  la Exposición  El Gusano de Seda que permitió el estudio en China y la India de los artesanos merideños de Veneseda. La Naturaleza en la Pintura China, el festival USA, los foros y encuentros sobre arte, cultura, letras y pensamiento cubano, y que a la Casa la postulen al premio de América y España en Tenerife Villa de la Orotava Islas Canarias. Las películas, reportajes y documentales que sobre Juan Félix Sánchez y El Tisure se lograron gracias a la ingenio y trabajo de Tirso Alberto  Meléndez. Eventos registrados en el quehacer cultural merideño como fundamentales, y tenemos un recuerdo muy especial de sus esfuerzos por el  Conversatorio de Valle Grande, cuya reedición del afiche recordatorio es su última edición, que recuerda el análisis de los principales pensadores venezolanos convocados por su iniciativa a Valle Grande para generar alertas sobre el devenir del país, tal y como hizo cuando asesoró al escritor Alberto Garrido en toda su colección de libros sobre el recuento histórico de las guerrillas en Venezuela.

Bajo su visión y pasión varios maestros escultores y tallistas  legaron importantes obras  la colección Botella al Mar del artista popular yaracuyano Domingo Antonio Gutiérrez, Viacrucís y Tiempo de Héroes del artista colombiano José Antonio Bonilla, los nacimientos y obras de gran formato de Gonzalo y Orlando Erazo, la Virgen de la Casa del maestro Briceño de Lagunillas.

Desde su rincón editorial en la casa de la cultura, trasladado a fuerza de las dolencias de salud a su hogar en El Valle, fueron innumerables los encuentros con poetas, escritores, académicos, instituciones y amigos que permanentemente atendió fomentando la preservación y facilitación del quehacer cultural nacional.

La comunidad de EL Valle, El Arado, La Culata, El Playón, extrañaran al tercio de Cocorote, Tirso Alberto Meléndez, quién con su cabeza siempre puesta el innumerables proyectos  y gestiones, nunca negó el aventón, el traslado de vecinos enfermos en su camioneta roja o el jeep de la casa de la cultura para socorrer a quién lo necesitará.

Infinitos los escenarios de participación de Tirso Alberto Meléndez, muchos de sus amigos seguro lo escribirán para la posteridad, nosotros en el equipo de trabajo de la Casa dela Cultura Juan Félix Sánchez siempre le honraremos, recordaremos sus consejos, sus ideas, su inventario de amigos, sus realizaciones que marcaron pauta en el quehacer político y cultural de Mérida y el país, seguro nunca lo olvidaremos, pues como él siempre nos decía, solo el olvido es la muerte.  

Lo podremos despedir hoy 23 de marzo de2024 en la Funeraria Corazón de Jesús y mañana 24 acompañar a su siembra en su querencia en el campo santo de La Culata.

24 de marzo de 2024

EQUIPO DE TRABAJO DE LA CASA DE LA CULTURA JUAN FELIX SANCHEZ DE MERIDA