Transparencia en el manejo de los donativos en los centros de salud

Por: Angélica Villamizar…

Los centros de salud en el país han ido sufriendo los estragos de una Crisis Humanitaria Compleja y los principales hospitales y ambulatorios del estado Mérida no escapan a esta realidad. No contábamos con la aparición del nuevo coronavirus que arrecia más esta crisis, sobre todo en el sector salud, dado que son necesarios equipos e insumos para que todo el personal y también los pacientes no estén expuestos al riesgo de contraer el virus y con los cuales no cuentan. Sin embargo, la caridad se ha hecho presente, cuando vemos que empresas, fundaciones, ONGs, gremios, la iglesia, y ciudadanos organizados han sumado esfuerzos y le han dado un respiro a algunos centros de salud con donativos.

En el país tampoco se cuenta con una planificación clara que contemple el gasto durante la pandemia, y hasta ahora no hay información oficial de dónde salen los recursos para enfrentarla. No hay información accesible a todos los ciudadanos, en formatos amigables, para que, el que no es experto en la materia, entienda de dónde salen los recursos y cómo están siendo administrados. Las autoridades deben entender lo importante que es conocer qué información demanda la ciudadanía, así como promover su participación en la toma de decisiones.

Venezuela se ha caracterizado por su opacidad en el manejo de los recursos públicos durante los últimos años. No tenemos certeza de cuánto dinero se ha invertido en esta emergencia. La opacidad se convirtió en la norma. Los ciudadanos no queremos que lo poco que ingresa a estos centros sea mal manejado o desviado.

Resulta entonces imperante la transparencia en el manejo de las donaciones. Las autoridades responsables deben informar también a la ciudadanía, y de esta manera se garantiza su óptimo uso, lo que genera en el ciudadano confianza para que éstos tengan un valor de corresponsabilidad. No basta solo con declaraciones en medios de comunicación, es necesario que  provean cifras globales, quiénes han sido los donantes, la cantidad de insumos y equipos donados, etc.

Ya que este 29 de septiembre se celebra el día Internacional del Derecho Universal de Acceso a la Información Pública, es oportuno exigirles a nuestras autoridades información sobre el manejo de los recursos públicos, dotado de herramientas y mecanismos dispuestos para facilitar su consulta, con datos en formatos abiertos, que permitan el manejo de esa información a expertos que puedan dar ideas, porque un ciudadano informado comprende entonces la importancia de las medidas que se toman.

Los ciudadanos organizados deben tener como iniciativas crear mecanismos anticorrupción que contribuyan a eliminar los riesgos de corrupción en el manejo de los recursos, y la administración pública debe contar con sistemas transparentes para difundir información de la gestión y así eliminar la discrecionalidad de la autoridad.

No tenemos opciones a dónde podemos recurrir los ciudadanos para que se nos presente una información completa y detallada, de todos los donativos que han recibido los principales centro de salud en el estado Mérida por ejemplo.

En ocasiones nos encontramos con ciertos obstáculos al momento de solicitar alguna información, ya sea porque el funcionario responsable se reúse a darla o porque su superior no le dé la orden de suministrarla (hecho que viola desde todo punto de vista la norma), o dé una respuesta parcial o equivocada, discriminación en el trato al solicitante, entre muchos otros, sin embargo, esto no nos puede detener nuestra búsqueda de información.

Un ciudadano empoderado, conoce y hace valer sus derechos y ejerce contraloría social, vela por el manejo transparente de los recursos, pero lo importante es saber que es un derecho y no debemos permitir que sea violado.

 

Correo: amvs286@gmail.com

17-09-2020 (10)