Un Mundo sin Mordaza denunció que la emergencia humanitaria en Venezuela continuó en 2021 pese a una ligera mejoría económica

Un Mundo sin Mordaza aseguró este jueves que, pese a una ligera mejora económica, la emergencia humanitaria que padece el país desde 2017 continuó durante 2021, cuando la pandemia de covid-19 incidió en la «aceleración de las carencias y necesidades preexistentes de la población».

Así lo dijo en la presentación del informe «Venezuela en cifras» el abogado Diego Ponce de León, miembro del equipo legal de la ONG.

«La emergencia humanitaria compleja continúa en Venezuela. Así como las violaciones sistemáticas, generalizadas y continuadas de los derechos humanos, principalmente a la vida, subsistencia; y derechos civiles, políticos y migratorios», señaló.

Emergencia humanitaria

Agregó que el año pasado 85% de los centros hospitalarios no contaron con artículos de limpieza, equipos de bioseguridad para proteger a los pacientes, médicos y personal de salud contra el covid-19, ni con suministro de agua potable.

El concejal de Caracas y miembro del Observatorio Social Humanitario Ángel Subero Vásquez se refirió a los servicios.

Sostuvo que durante 2021 hubo una falta de acceso continuo al agua; un aumento en la mala distribución de la gasolina; mala conexión a Internet por una infraestructura inadecuada; más de 200.000 fallas eléctricas, y poco acceso al gas doméstico.

En lo que va de 2022, indicó, 82% de la población ha reportado cortes eléctricos. Además, 89% ´confronta algún problema con la calidad y el suministro del agua y 93% manifiesta que tiene algún problema para surtir combustible.

Educación a distancia

La ONG señaló que las fallas de los servicios de electricidad e Internet fueron los principales factores que complicaron la educación virtual, implementada por la pandemia.

Detalló que 6 de cada 10 personas no poseen un móvil, y además la conexión a Internet de 83% de los profesores y estudiantes fue entre regular y mala.

Inflación

La economista Litsay Guerrero aseguró que, pese a la desaceleración de los precios en 2021, el «problema de la inflación no se ha resuelto».

«Esperamos que en 2022 tengamos una inflación que va a seguir siendo alta. Algunas estimaciones la ubican por debajo de 200%. Y otros organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, estiman que podemos estar cerrando con una cifra alrededor de 500%», dijo.

Agregó que la desigualdad en el país se mantiene y que muchas personas no tienen acceso a los beneficios que ha traído el crecimiento económico registrado desde 2021.

EFE-3-6-2022